Saber cómo hacer una ruta en Google Maps puede evitarte algún que otro mal trago al volante. No es necesario conocer al dedillo las carreteras por las que circulas al salir de viaje pero tener una idea aproximada del itinerario a seguir hará que vayas más tranquilo y seguro. ¡Hora de planificar el camino!
En otras ocasiones ya hemos hablado de lo importante que es organizar una ruta con independencia de que viajes por placer o negocios. Seguro que los lectores habituales de este blog recuerdan nuestro consejos acerca de cómo planificar un viaje en coche pero en esta ocasión vamos a centrarnos en el uso de la aplicación de Google Maps.
Esta útil aplicación esta muy presente en nuestro día. No es de extrañar que las personas que suelen usar coches de alquiler, así como el resto de conductores, intenten sacar el máximo partido a una herramienta que nos permite conocer con exactitud el trayecto más adecuado para nuestro viaje.
A continuación, vamos a dar algunos consejos generales acerca de cómo establecer una ruta desde la aplicación de Google Maps. El proceso es ligeramente distinto sí se hace desde un ordenador y como hoy en día todos llevamos el móvil encima creemos que usar la aplicación es la alternativa más cómoda:

• Elección del punto de partida y el destino: Si te fijas en la aplicación encontrarás el icono de una señal de tráfico. Tendrás que pinchar en este punto para añadir la ciudad de salida y el destino, por ejemplo Sevilla-Madrid. Es importante que no olvides indicar que vas a realizar el viaje en coche y que tendrás que establecer tú mismo las paradas que deseas hacer durante el trayecto usando el menú de los tres puntos que se encuentra en la parte derecha de la pantalla de tu móvil.
• Cuántas paradas añadir: Ten en cuenta que sólo puedes añadir un máximo de nueve destinos. Es aconsejable que prestes atención al tiempo que tardas en llegar de un sitio a otro para respetar los obligados descansos para beber algo o estirar las piernas. Una vez que estés satisfecho con tu ruta sólo tendrás quedarle al botón de listo y Google Maps generará el trayecto hasta la primera parada que se haya establecido.
• Aprovecha los mapas sin conexión: Cuándo se viaja por carretera no es raro que la conectividad de nuestro teléfono móvil se resienta. En este sentido, la posibilidad de descargar un plano y consultarlo sin necesidad de acceder a Internet es una de las ventajas de Google Maps. ¡Es como llevar una guía de carretera en el bolsillo!
• Guarda la ubicación de tu aparcamiento: Si vas a un hotel no tendrás problemas para recordar dónde dejaste tu coche. Sin embargo, si te mueves por una ciudad desconocida el asunto no es tan sencillo. ¡No te preocupes! Con esta aplicación puedes guardar la ubicación de tu coche aunque asegúrate de que las opciones de configuración son las más indicadas para lograr una mayor precisión.

¿Tienes claro cómo hacer una ruta en Google Maps? Pues empieza a practicar para que no se te olvide lo aprendido. Y la mejor forma de hacerlo es entrando en la web de Autofurgo y reservar un coche de alquiler para tu próximo viaje. ¡Tú eliges el destino!