Seleccionar página

La estación de esquí La Pinilla es uno de los mejores lugares que pueden visitar los apasionados de la nieve. Tanto los esquiadores expertos como aquellos que se quieren iniciar en este deporte de invierno pueden realizar diferentes actividades adaptadas a su nivel. ¡La diversión está servida!
Para llegar a La Pinilla tendrás que coger tu coche de alquiler hasta Segovia y de allí seguir tu camino hasta la Sierra de Ayllón. Por fortuna se encuentra muy bien comunicada y si vives en Madrid, por ejemplo, el viaje durará aproximadamente una hora. Ideal para pasar unos días durante el próximo puente del próximo 6 de diciembre.
Por si no lo sabías, La Pinilla se sitúa en el término municipal de Cerezo de Arriba. Como ya hemos comentado el transporte no es un problema. La red de carreteras de la zona está preparada para la afluencia de vehículos pero no olvides que al tratarse de una zona de montaña, y de una estación de esquí por añadidura, no es raro que la nieve haga acto de presencia. No olvides ponerle las cadenas al coche y conduce con precaución.
Cuándo por fin estés en La Pinilla te darás cuenta de que las instalaciones se dividen en varios ambientes, por decirlo de alguna forma. Están la cabaña, el Gran Plato, el Testero, Pinillas y el Mirador. Cada parte de la estación de esquí se halla a una altura diferente así que cada una de ellas ofrece un panorama único.
Ahora vemos con la atracción principal. Las estaciones de esquí. Están clasificadas por colores así que no debe resultarte muy difícil identificar a simple vista cuáles son las más apropiadas para ti en función de tu experiencia esquiando o lo que te apetezca en ese momento. Hay cuatro pistas verdes, siete azules y trece rojas.
La estación cuenta con monitores que podrán orientarte sobre el estado de las pistas y acerca de su nivel de dificultad. Es importante que no te lances a esquiar sin buscar previamente el asesoramiento de un profesional. Pasarlo bien no tiene por qué implicar dejar de lado la prudencia. ¡Desde el equipo de Furauto queremos que llegues a casa sano y salvo!
Una de las ventajas de la estación de esquí La Pinilla es que cuenta con un equipo de instructores expertos que te enseñarán todos los trucos para desenvolverte en la nieve con soltura. Las clases se organizan en grupos según la edad de los alumnos así que tanto los mayores como los más pequeños estarán a sus anchas.
¿Y qué sería de una estación de esquí sin telesilla? Aunque no te atrevas con las pistas no te puedes ir de aquí sin subirte a este artilugio y contemplar las vistas de la montaña desde lo más alto. ¡Ojo, no vayas a caer la cámara cuándo estés haciendo las fotos del paisaje!
Ahora no tienes excusa para no ir a ningún sitio en diciembre. La estación de esquí La Pinilla está pensada para disfrutar de la nieve con la familia y los amigos así que seguro que te encantarán sus servicios y actividades. ¡Lleva buena ropa de abrigo!