Las cadenas para la nieve son un accesorio indispensable si piensas conducir por zonas en las que el frío y el hielo campan a a sus anchas. Ya sabes que en Autofurgo nos preocupa tu seguridad al volante así que hoy vamos a darte algunos consejos para saber cómo colocar las cadenas. ¡Comienza la lección!
Circular por carretera, ya sea en tu vehículo particular o en uno de alquiler, exige una dosis extra de precaución. Y con la llegada del invierno esto es particularmente importante. Si vives en zonas en las que la nieve aparece con frecuencia o simplemente estás pensando ir de vacaciones estas navidades a una estación de esquí las cadenas no pueden faltar en tu maletero para sacarlas siempre que sea preciso.
A primera vista, aprender a poner correctamente las cadenas del coche puede parecer innecesario. A fin de cuentas, exceptuando algunas zonas al norte, en España la norma no son los temporales de nieve. ¡Pero si te encuentras en medio de una nevada en la sierra más vale que sepas qué hacer!
Como seguro que los lectores más fieles de nuestro blog recuerdan ya dimos una serie de consejos para conducir en invierno. No obstante, nunca viene mal profundizar en cómo poner las cadenas para la nieve. ¡Vamos allá!

• Desenredar las cadenas: Esta operación es básica a la hora de no hacernos un lío manipulando las cadenas de nuestro vehículo. Para empezar, hemos de poner todas las tiras y los engranajes de modo que cuelguen ene la misma dirección. ¡Cuidado con la formación de molestos nudos!
• Ajustar la cadena al neumático: Para hacer esto se tienen que dejar caer las cadenas para la nieve sobre la parte delantera de la rueda. A continuación, se ajusta el aro por detrás y se cierra. Luego, hemos de asegurarnos de tirar de todas las cadenas y ganchos hacia la parte exterior. ¿Verdad que ha sido sencillo?
• Tensar las cadenas: Este es el último paso para poder conducir con hielo y nieve sin correr riesgos. El tensor te ayudará a conseguir que las cadenas no queden demasiado sueltas y se salgan de su sitio a las primeras de cambio.
• Comprobar el montaje: Si has seguido bien los pasos hasta aquí lo único que te queda por hacer es revisar el trabajo hecho antes de salir a la carretera. Para ello, sólo circula unos metros y luego asegúrate de que las cadenas continúan dónde deben estar. No te preocupes si las tienes que tensar de nuevo pero no salgas de viaje hasta que estés seguro de que las cadenas están en su sitio.

Ahora ya sabes cómo colocar las cadenas para la nieve. Ten en cuenta que estas instrucciones explican cómo poner los modelos más básicos así que te recomendamos que eches un vistazo a las recomendaciones del fabricante para no dejarte atrás ningún paso importante. ¡Disfruta conduciendo en invierno!