Seleccionar página

Si buscas sugerencias para viajar con niños en otoño has llegado al sitio indicado. Todavía habrá que esperar un poco para las vacaciones de Navidad pero eso no significa que no puedas realizar pequeñas excursiones cargadas de diversión durante un puente o en fines de semana. ¡Hay que aprovechar el tiempo al máximo!
Hoy en día es muy fácil planificar unas vacaciones. Existen multitud de páginas web en las que podemos consultar ofertas, elegir hoteles e incluso hacernos una idea de los principales atractivos de cada destino.
Sin embrago, gran parte de la información disponible está pensada para un público adulto. En Furauto sabemos que una escapada de San Valentín no es igual que un viaje con niños. Por este motivo, queremos echarte una mano para que organizar tus vacaciones con los más pequeños de la casa no sea una pesadilla. ¡Echa un vistazo a los planes al aire libre que te proponemos este otoño!

  • Ruta de las Castañas: Cogemos el coche hasta la localidad malagueña de Ojén. Nuestra primera recomendación es una ruta de senderismo cuyo punto de partida es el refugio de Juanar. Tener niños de corta edad no es motivo para descartar esta excursión puesto que el camino es llano y puede recorrerse incluso empujando un carrito de bebé.
  • Sierra de los Ancares: Este lugar es Reserva de la Biosfera desde 2006 y no es para menos. A las actividades típicas que se pueden hacer con niños en medio de la naturaleza como enseñarles distintos tipos de árboles o el aspecto de las casas tradicionales de los habitantes de la zona hay que añadir la posibilidad de contemplar un castaño milenario que en la actualidad está hueco.
  • Pinares de Rodeno: Este enclave de la Sierra de Albarracín cuenta con unas estupendas instalaciones recreativas de ambiente familiar. La visita al Cañón de los arcos de Calomarde merece realmente la pena y si te apasiona la historia encontrarás que las pinturas rupestres que hay en los alrededores son de lo más interesantes.
  • El Parque Natural de Urbasa y Andía: Esta es la combinación perfecta de naturaleza, gastronomía y descanso. Los peques se lo pasarán en grande viendo la Borda de Severino que no es ni más ni menos que una cabaña de pastor. ¡El sitio perfecto para aprender como vivían las personas encargadas de los rebaños!

Como has podido comprobar hay multitud de lugares a los que puedes viajar con niños en otoño. Las temperaturas suaves y la belleza de los paisajes de esta estación con sus suelos mullidos cubiertos de hojas son perfectos para salidas al aire libre en las que los niños pueden dar suelta a toda su energía.