Preferencias de accesibilidad
Fuente Grande
Modo Alto Contraste
Modo Oscuro
CERRAR

RESERVAS

Preferencias de accesibilidad
Fuente Grande
Modo Alto Contraste
Modo Oscuro

Ver delfines es una experiencia emocionante. Por fortuna, hay varios rincones de nuestro país en los que se pueden avistar a estas fascinantes criaturas como las Rías Bajas o las Islas Baleares por ejemplo.

No obstante, como siempre que se va a un viaje en el que el objetivo principal es contemplar animales en estado salvaje hay que estar preparado para la espera y las posibles decepciones. No se puede controlar el momento en el que los delfines van a surgir de las aguas así que es aconsejable armarse de paciencia.

A continuación vamos a desvelarte algunas de las mejores playas para ver delfines en España:

Playa de Tarifa

Si reservas tu coche de alquiler en Cádiz para ir a la playa de Tarifa tendrás que conducir alrededor de una hora y media. La ruta pasa por la A-48 y después tendrás que desviarte por la N-340.

¿Sabías que Tarifa es uno de los destinos favoritos de Europa para ver delfines y ballenas? Algo que no es de extrañar debido a que el estrecho de Gibraltar es lugar de paso obligatorio para los delfines cuando migran hacia el mar Mediterráneo o al Atlántico. La mejor temporada para observarlos es de abril a julio.

Ver delfines en las Rías Bajas

Aunque resulte sorprendente, Galicia acoge a una gran población de delfines murales. Las rías de O Grove, Sanxenxo o Pontevedra son los sitios más populares para avistar estos increíbles mamíferos que siempre consiguen sacarnos una sonrisa.

Las playas de Mallorca

Si vas a pasar unos días en Mallorca seguro que te interesa saber que se organizan numerosas rutas en barco para ver delfines e incluso tortugas marinas. La calidad de las aguas de estas playas la convierten en el hábitat ideal para que proliferen estas especies así que no es raro toparse con ellas y poder pasarlo bien viéndolas y sacando fotos.

En definitiva, desplazarse hasta las mejores playas para ver delfines en España merece la pena puesto que puede dejarnos recuerdos imborrables. Nos permite apreciar la maravillosa diversidad de la vida marina mientras disfrutamos de esos momentos únicos en los que los delfines emergen de las aguas.