Seleccionar página

¿Todavía no sabes qué ver en Alcalá de Henares? Si este verano te vas a quedar en Madrid conviene que conozcas algunos ligares con encanto a los que puedes llegar fácilmente en coche. Un poco de turismo de ciudad puede convertirse en el plan perfecto este verano.

Por si te lo estás preguntando: No hemos elegido hablarte de Alcalá de Henares por capricho. Resulta que esta ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO así que bien merece que le hagamos una visita y recorramos sus calles.

Además, este lugar fue escenario de acontecimientos históricos de gran relevancia. ¿Sabías que fue aquí dónde Cristóbal Colón vio a los Reyes Católicos antes de iniciar el viaje que desembocó en el descubrimiento de América?

A continuación vamos a dar un pequeño paseo por los rincones más emblemáticos que no te puedes perder si te decides a hacer turismo por la zona.

  • Casa de Cervantes: Y como no podía ser de otra forma, el autor de Don Quijote de la Mancha ocupa un sitio de honor en nuestra ruta. Como suele ocurrir con estas cosas, existen dudas acerca de si este inmueble fue realmente la morada del ínclito escritor.

    Lo que sí parece estar confirmado es que la casa estaba junto al Hospital de Antezana en el que trabajaba el padre de Cervantes. Objetos únicos como la partida de nacimiento del popular novelista español se exhiben en la actual oficina de Turismo.

  • Catedral Magistral: Lo que hace tan especial a este edificio religioso no son sus imponentes muros sino su historia. Resistió a los embates de la Guerra Civil y gracias a un trabajado proceso de restauración continúa en pie.

    La catedral está consagrada a los santos Justo y Pastor que según la leyenda fueron decapitados y sepultados como mártires en ese mismo lugar. El estilo gótico se entremezcla a al perfección la plata de la torre renacentista.

  • Calle Mayor: Como pequeña curiosidad podemos apuntar que esta es la calle con soportales más larga de Europa. Siempre ha sido el centro neurálgico de la ciudad desde la época en la que albergaba la Judería.

    Se cree que las columnas de piedra de esta calle provienen de el antiguo asentamiento romano Complutum. Pararse a observar los colores y la forma de sus tallas que recuerdan a cabezas de dragón es casi una obligación.

Ahora que ya cuentas con un punto de partida acerca de qué ver en Alcalá de Henares seguro que le sacas el máximo partido a tu estancia. Pasear por sus plazas o contemplar sus murallas medievales son sólo algunas de las múltiples alternativas. ¡Un trozo de historia a tu alcance!