Hoy desde Furauto te proponemos una ruta en coche por el pirineo Aragonés. Hacer una pequeña excursión para explorar este magnífico paraje natural y sus montañas es una forma estupenda de pasar el fin de semana al aire libre sin preocuparse por las aglomeraciones. ¡Lo pasarás en grande!

Por si no conoces muy bien el Pirineo Aragonés empezaremos con algo de información básica. Se trata de una cadena montañosa que abarca más de 200 kilómetros y cuyos picos pueden llegar a alcanzar los 3.000 metros de altura. Las gargantas fluviales y los bosques de hayedos son de los rasgos más distintivos del paisaje. El destino perfecto para pasar un día campestre.

Sin embargo, como comprobarás al ver las distintas paradas de nuestro itinerario no sólo nos centraremos en la belleza silvestre de la zona sino que también tendrán su sitio los monumentos más emblemáticos y la historia de los,lugares que visitaremos. ¡Prepara tu equipaje y comenzamos!

  • Hoya de Huesca: Si partes desde algún lugar más o menos cerno como Zaragoza lo más probable es que tardes alrededor de una hora y media en llegar hasta el Castillo de Loarre. Esta construcción románica es realmente impresionante y ha sido escenario de populares series como el Ministerio del tiempo, por ejemplo.
  • La Jacetania: Aquí nos detenemos un momento en Jaca para admirar su increíble patrimonio artístico. Su catedral o el Monasterio de San Juan de la Peña son dos de los monumentos más conocidos de la localidad y bien merecen una visita.
  • Valle del Aragón: Cogemos el coche hacia el Norte para llegar a este valle en el que podremos contemplar imponentes montañas y lagos glaciares. Si tienes tiempo te recomendamos que visites la estación abandonada de Canfranc. El precio de la entrada ronda los tres euros así que es un plan interesante a la par que económico.
  • Valle de Tena: No tendrás la oportunidad de acomodarte cuando vayas de vuelta al coche porque el valle de Tena está sólo a unos 20 kilómetros del Valle del Aragón. Aquí podrás ver bonitos pueblos de piedra junto a los embalses de Bubal y Lanuza, por ejemplo. Si te apetece continuar con la aventura siempre puedes ir hasta el Ibón de Anayet pero recuerda que este lago se sitúa en el pico del mismo nombre a algo más de dos mil metros de altura.
  • Alquézar: Ponemos punto y final a nuestra ruta en coche por el Pirineo Aragonés conduciendo hasta el pueblo medieval de Alquézar. Esta localidad de ubica encima del cañón del río Vero y fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1982. Si subes al mirador Sonrisa al viento conseguirás unas fotos espectaculares.

Evidentemente, hay muchos otros lugares que pueden incluirse dentro de esta ruta en coche por el Pirineo Aragonés. Si te han gustado los pueblos, montañas y lagos de los que te hemos hablado y quieres continuar explorando por tu cuenta sólo tienes que consultar un mapa y planificar tu viaje. ¡Será muy divertido!