Alquilar un coche es una de las opciones más económicas y prácticas para emprender un viaje, ya sea por trabajo o por vacaciones. Sin embargo, repostar gasolina será el mayor gasto que debas afrontar, por lo que aquí tienes algunos consejos y trucos para ahorrar combustible al conducir tu coche y también al repostar. Sí, al repostar, y sin hacer ninguna ilegalidad, no te asustes.

Lo primero que debes saber para que tu coche de alquiler te salga lo más económico posible es saber la política de facturación de la empresa en la que confías para alquilar. Muchas de ellas cobran recargos especiales, algo que no sucede en Autofurgo, donde nos dedicamos a comparar las mejores ofertas de coches de alquiler. Nosotros trabajamos con la política lleno/lleno. Es decir, te damos el coche con el depósito completo y solo pagarás lo que consumas. Sin ningún recargo ni tasa adicional.

ahorrar gasolina al repostar

Ahora, además, te damos algunos consejos para ahorrar aún más combustible según recomienda la RACE y otros de nuestra propia cosecha:

Ahorrar gasolina al conducir:

  • Planificar bien tu viaje es fundamental, ya que una ruta ordenada por las mejores carreteras puede suponer un ahorro muy importante en combustible.
  • Utiliza la primera marcha lo mínimo que puedas, ya que es la que más consumo produce. Mete segunda a los pocos segundos de arrancar sin abusar del arranque.
  • Mantén una velocidad lo más uniforme posible. Obviamente, adaptándote a la vía en la que circules, pero es algo muy a tener en cuenta en autovías y autopistas
  • Usa el freno motor. Cuando dejas de pisar el acelerador se detiene inmediatamente el flujo de combustible, lo que te ayuda a ahorrar más de lo que crees
  • Comprueba la presión de los neumáticos. No solo por seguridad, que estén con la presión recomendada por el fabricante ayudará a reducir el consumo.
  • Ojo con el aire acondicionado. Ya sabes que consume mucha gasolina, pero claro un viaje largo es un viaje largo. Eso lo dejamos a tu elección.

Y a la hora de repostar: cómo ahorrar combustible

No te vamos a decir que hagas trucos para engañar a la gasolinera, solo unas recomendaciones que ayudarán a que tu depósito dure más:

  • Conoce de qué está hecho el combustible y actúa conforme a eso. Si repostas cuando hace menos calor llenarás más tu depósito por el mismo precio. Parece magia, pero no lo es. El frío hace que la densidad del combustible aumente, pero no su volumen, que es lo que miden las bombas de la gasolinera. Si repostas con temperaturas más bajas (por la mañana o de noche) cargarás más gasolina que después se distribuirá más por tu depósito.
  • No te pases de ansioso presionando al tope el gatillo del surtidor: saldrá con más presión y los gases pueden engañar al contador.
  • Ten en cuenta las gasolinas más baratas de tu zona para acudir siempre a ellas. Aquí hay varios mapas donde se señalan las más económicas