Seleccionar página

Hoy en Furauto vamos a hablar acerca de los sensores de presión de neumáticos. Estas útiles herramientas te serán de gran ayuda de cara a evaluar el buen estado de las ruedas de tu vehículo. ¡La seguridad es lo primero en cualquier viaje por carretera!
En verano los desplazamientos en coche están a la orden del día. Queremos aprovechar al máximo nuestras vacaciones y por eso nos lanzamos a la aventura y visitamos playas, pueblos o ciudades que no hemos visto antes.
Pero antes de realizar un viaje en coche hemos de asegurarnos de que nuestro vehículo esté en perfectas condiciones. El motor, la batería o el aire acondicionado suelen estar los primeros en esta lista pero no hay que olvidar que las ruedas son igualmente importantes.
Como recordarás, en otra ocasión ya te dimos algunos consejos acerca de cuándo cambiar las ruedas de tu coche pero esta vez nos vamos a centrar simplemente en la conveniencia de revisar la presión de las ruedas del coche de forma eficiente y sencilla.
Es bien sabido que los problemas en la presión de las ruedas pueden darse tanto por exceso como por defecto. En definitiva, todo se basa en el equilibrio. Cuidado, no se trata de evaluar la presión a ojo. Es fundamental que te fijes en las recomendaciones del fabricante.
Como es lógico, los neumáticos de tu coche han sido diseñados para funcionar a determinada presión. Si se dan fallos en este sentido se corre el riesgo de gastar demasiado combustible, perder agarre en carretera con el consiguiente aumento de la distancia de frenada o incluso se puede sufrir un reventón.
Los sensores de presión de neumáticos están pensados para alertar a los conductores cuándo la presión de las ruedas baja de forma alarmante. No obstante, no todos los sensores de esta clase que hay en el mercado son iguales.
Los sensores de presión de neumáticos directos miden la presión de cada una de las ruedas de tu coche. Esto te permite consultar el estado de cada neumático de modo individual o en general. La información llega al sistema a través de ondas de baja frecuencia así que si has tenido que acudir al taller para cambiar las ruedas o hacerles algún tipo de mantenimiento lo normal es que se deba volver a calibrar estos sensores.
Por otro lado, los sensores de presión indirectos miden el inflado de los neumáticos a partir de factores como su velocidad de giro, por ejemplo. En los coches actuales lo más común es que los resultados puedan verse en el cuadro del ABS.
Ya has visto qué son y cómo funcionan los sensores de presión de neumáticos. Ten presente que las ruedas de tu coche son el elemento que te mantiene unido a la carretera. ¡No dejes para otro día una revisión a fondo antes de salir de viaje!