Si te has sacado el carnet de conducir este verano puede que no tengas claro cuánto tiempo llevar al L en la luna trasera de tu vehículo. Es importante que los nuevos conductores se identifiquen el primer año para que los demás tengan paciencia y puedan prepararse para reaccionar ante maniobras imprevistas. ¡La experiencia se acumula poco a poco!

Como hemos dicho arriba, los conductores noveles tienen la obligación de colocar la letra L en un lugar visible de su vehículo durante un año. La normativa dice que este particular accesorio ha de ponerse en la parte izquierda del cristal trasero del coche.

Ten en cuenta que no puedes instalar cualquier pegatina con una letra L. Esta señal ha de estar homologada. Habitualmente se fabrica con un material reflectante para facilitar su visibilidad en las condiciones más adversas. Por otra parte, han de estar impresas sobre una superficie de aluminio de 1,4 mm y contar con un relieve que sobresalga del resto de la señal.

A primera vista, el uso de la L parece bastante sencillo. Sin embargo, es fácil hacerse un lío en el caso de que un mismo coche sea utilizado por varias personas. Recuerda pueden multarte por no pegar la L al cristal si hace menos de un año que tienes el carnet de conducir y por llevarla cuándo tu antigüedad al volante es mayor.

Ojo, a pesar de que por lo general sólo tendrás que lucir la L durante tu primer año en las carreteras españolas lo cierto es que a veces este periodo de aprendizaje puede prolongarse algo más. Por ejemplo, si cometes una infracción llevando la L que conlleve la pérdida de puntos del carnet y la retirada temporal del permiso se paraliza el contador de este tiempo de prueba.

Es decir, si te quitan el permiso a los diez meses de salir de la autoescuela tendrás que volver a llevar la L durante dos meses cuándo puedas volver a coger el coche aunque hayan transcurrido seis meses desde que fuiste sancionado.

¿Te has planteado alguna vez por qué se emplea precisamente la letra L para distinguir a los conductores novatos? Como en tantas otras ocasiones la respuesta está en el inglés. La L es de “learning” que significa aprendiendo en español. La utilización de un término extranjero no debe sorprenderte mucho si piensas en las señales de stop, por ejemplo.

En suma, la normativa es clara respecto a cuánto tiempo llevar la L. Tendrás que colocarla obligatoriamente cada día que cojas al coche durante tu primer año al volante. Esta medida está diseñada tanto para ayudarte a ti como al resto de los conductores. ¡Así mejoramos la seguridad vial entre todos!