Seleccionar página

La implantación de los puntos del carné de conducir ha conseguido que muchos conductores tomemos conciencia de las consecuencias que acarrea cometer imprudencias al volante. Hoy en Furauto te explicamos algunas de las infracciones que restan más puntos para que las evites a toda costa.
Hace tiempo que al miedo a las multas hay que sumarle el temor a perder los puntos del carné y quedarnos sin coche en el momento más inoportuno. Teniendo en cuenta el tiempo, el esfuerzo y el dinero que cuesta sacarse el permiso de circulación no es de extrañar que nadie quiera verse en esta situación.
Afortunadamente, respetar las normas que dicta la DGT está en nuestras manos. Ser un conductor responsable no sólo te beneficia a ti mismo sino que también favorece al resto de conductores. Todos tenemos la obligación de poner nuestro granito de arena para mejorar la seguridad vial.
Pero como el mundo no es perfecto hay veces en las que se hace algo indebido al volante y se tiene que pagar el precio. Para que puedas sortear este tipo de circunstancias comprometidas hemos preparado una selección de las infracciones más graves que suponen una pérdida mayor de puntos del carné de conducir. ¡Estás avisado!

  • Circular de forma temeraria: Esta categoría engloba comportamientos tan dispares como participar en carreras ilegales, circular en dirección contraria o ir por un carril prohibido. Como podrás imaginar, estás sanciones son consideradas muy graves.
  • Usar inhibidores de radar: ¿Recuerdas que una entrada anterior ya te dijimos que los inhibidores de radar están prohibidos en España? El motivo no es otro que el hecho de que estos dispositivos interfieren con el correcto funcionamiento de los radares impidiendo que efectúen la lectura de la velocidad del vehículo. El uso de estos aparatos conlleva la retirada de 6 puntos del carné.
  • Consumir alcohol: A estas alturas parece imposible que no se conozcan los peligros de beber antes de ponerse al volante. Dependiendo de la tasa de alcohol en sangre pueden quitarte de cuatro a seis puntos. ¡Es una forma de que todos aprendamos la lección!
  • No guardar la distancia de seguridad: A pesar de que la distancia de seguridad apropiada entre vehículos varía en función de condicionantes externos como el estado del tráfico o el tiempo atmosférico eso no es excusa para ir pegados al coche de delante. No olvides que siempre debes tener cierto margen para maniobrar en caso de que ocurra algún imprevisto.

Cada una de las conductas descritas arriba pueden suponer la pérdida de entre cuatro y seis puntos del carné de conducir. Considerando que puedes acumular más de una sanción al día si no tienes cuidado puedes quedarte sin coche en un abrir y cerrar de ojos. ¡Piénsalo bien cuándo se te pase por la cabeza saltarte un semáforo!