Hoy en Furauto te proponemos una ruta en coche por Ibiza. Más allá de sus playas y la fama mundial que han alcanzado sus locales de ocio esta isla es de una belleza singular. Tanto es así que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999. ¿Preparado para una escapada de fin de semana breve pero intensa?
Ibiza es una isla de tamaño reducido. Tanto es así que se puede ver al completo en sólo dos días. El lado positivo de esta circunstancia es que no hay necesidad de que te estreses durante tu viaje yendo de un lado a otro aprisa y corriendo. Tendrás tiempo de sobra para ver todo lo que interese y podrás hacerlo a tu ritmo. Esta es la situación ideal si vas con niños porque no tendrás que preocuparte de que se cansen mucho o se aburran.
Conducir por esta isla balear es realmente cómodo. Las distancias no son demasiado largas lo que te permitirá moverte con la libertad que te brinda un vehículo de alquiler pero sin el inconveniente de pasar un gran número de horas al volante para llegar a cualquier sitio.
Como siempre, una ruta ha de tener un punto de partida así que en este caso nos moveremos desde la misma ciudad de Ibiza. No en vano, es la capital de la isla. Para que te orientes, si coges un plano podrás comprobar que nos centraremos principalmente en la zona norte.
A continuación, describiremos un poco los puntos más importantes de nuestro itinerario en el orden en el que debes visitarlos:

  • Catedral de la Virgen de las Nieves: Este es un edificio religioso de estilo gótico que data del S.XIII. El templo se construyó sobre los antiguos restos de la mezquita de Yebisah. Su situación es magnífica ya que se halla en la parte alta de Dalt Vila, el casco antiguo de la ciudad. Aquí destaca el imponente amurallado renacentista que rodea la zona que dispone de cinco puertas distintas de acceso. La más famosa de las entradas se conoce como Portal de ses Taules y es la que da a la Plaza de Armas.
  • Paseo de Vara de Rey: Después de empaparte de el estilo arquitectónico y la historia del centro de la ciudad quizá te apetezca hacer un paréntesis e ir de compras. Este paseo es el lugar indicado para eso. Por otro lado, aquí es dónde se celebran la mayoría de las actividades culturales y de ocio así que no es raro ver conciertos, exposiciones o incluso festivales de jazz.
  • Cala de San Vicente: Subiendo a tu coche de alquiler puedes acercarte hasta la cala de San Vicente. El paisaje que encontrarás se corresponde con la típica imagen de postal: Playas de arena blanca con aguas azules y transparentes. También hay un bosque de pinos por el que puedes pasear si te gusta explorar la naturaleza. ¿Sabes por qué San Vicente es una excelente opción para darse un baño? Porque, por suerte, no se trata de una playa masificada aunque está cerca de varios hoteles por si quieres tomar algo.

Y con este refrescante chapuzón damos por terminada nuestra ruta en coche por Ibiza. Como ves, no hace falta que cargues tu agenda diaria de actividades para que tu viaje sea un auténtico éxito. ¡No olvides meter un conjunto de ropa ibicenca en la maleta!