Hoy vamos a hacer la ruta del agua de Chelva para darle la bienvenida a la primavera con una magnífica excursión por tierras valencianas. ¿Preparado para un paseo en el que historia y naturaleza se combinan a la perfección?
Si no eres de Valencia y necesitas un medio de transporte para venir hasta aquí siempre puedes contar con los coches de alquiler de Furauto. Sin embargo, en esta ruta dejamos de lado nuestros queridos vehículos para ir de caminata.
Si eres de los valientes a los que no les importa llevar a cuestas una mochila lo mejor será que empieces la ruta en la Plaza Mayor del pueblo. Si por el contrario prefieres tener las cosas a mano puedes dejar el coche en el área recreativa Molino Puerto.
Como este es un buen viaje para realizar con los más pequeños y los niños se cansan con facilidad tienes la opción de comenzar desde Molino Puerto. De esta forma, la excursión durará menos de dos horas y será más cómoda para todos.
Si eres aficionado al senderismo pero te preocupa perderte por territorio desconocido te alegrará saber que la ruta del agua de Chelva es circular. En otras palabras, es imposible desorientarse aunque no estés familiarizado con la región.
Si ni aún así te atreves a aventurarte por tu cuenta no tienes de qué preocuparte. El Ayuntamiento organiza visitas guiadas para grupos que recorren tanto las riberas del Chelva como algunas zonas del casco histórico. ¡Tú y los tuyos aprenderéis mucho sobre el uso que se le da al agua!
A continuación, vamos a describir brevemente el itinerario de la ruta del agua de Chelva por si prefieres ir por libre:

  • De la plaza Mayor a Molino Puerto: Como ya hemos dicho más arriba este tramo es opcional. Aquí podrás andar por el barrio árabe de Benacacira y recorrer estrechas callejuelas salpicadas de casas blancas hasta llegar a Molino Puerto.
  • Siguiendo el Túejar: Este es uno de los afluentes del río Turia. Caminado por su ribera podrás disfrutar de la vegetación local ya que chopos, baladres y cañares son algo bastante común en la zona. Como podrás imaginar los molinos, el riego o la industria energética han tenido un papel importante en la zona desde los tiempos en que los árabes habitaban la península.
  • La Playeta: Este es otro de los puntos destacados de la ruta. En los días en los que el calor aprieta es una zona de baños bastante popular entre turistas y lugareños. Recuerda que siempre que hay que tomar todas las precauciones cuándo uno se decide a darse un chapuzón en un entorno natural.
  • Paso de Olinches: Retrocedemos un poco y llegamos a un túnel excavado en la roca por el que pasaba el agua desde la presa de Olinches hasta la fábrica de la Luz. Atención, tú y cada uno de tus acompañantes debéis llevar una linterna para pasar por esta zona sin peligro. Afortunadamente, son sólo unos cien metros de camino por lo que es poco probable que te agobies por estar en un espacio cerrado. Una tarima de madera y unas escaleras te llevarán hasta el punto de partida si empezaste el paseo en Molino Puerto.

Como ya ves, la ruta del agua de Chelva no tiene desperdicio. Es bonita, educativa y el camino está muy bien acondicionado para personas de todas las edades. Una alternativa ideal para alejarse del estrés de la ciudad y divertirse con la familia o los amigos. ¡Valencia te está esperando!