Seleccionar página

Nada mejor para combatir el tedio y romper la monotonía que planificar una ruta en coche por la provincia de Cáceres. La Edad Media es una de las épocas históricas que más nos fascinan en la actualidad y si tú también sientes esta atracción te garantizamos que este viaje será un auténtico descubrimiento.
Hace tiempo que hablamos de algunas de las rutas por Extremadura en coche que no te podías perder. En aquella ocasión Cáceres era uno de los lugares destacados del itinerario así que no resulta sorprendente que hayamos decidido volver a estas tierras y profundizar un poco más en las maravillas que esta provincia ofrece.
Seguro que la primera pregunta que te ronda la cabeza es cómo llegar hasta Cáceres en coche. La respuesta, claro está, depende de tu punto de partida. Tanto si viajas desde el Norte o desde el sur de España lo normal es que circules por la Autovía de la Plata. Desde Madrid el camino no es tan directo dado que deberás coger la A-5 hasta Trujillo y luego pasarte a la A-58 hasta llegar a destino.

  • La ciudad de Cáceres: Como no podía ser de otro manera, la Plaza Mayor es nuestra primera parada dentro del casco urbano de Cáceres. El Ayuntamiento, la Torre del Bujaco del siglo XII y el Arco de la Estrella son los principales puntos de interés. Y siempre puedes hacer una parada para reponer fuerzas en alguno de los bares y restaurantes de la zona.
  • Plaza de Santa María: Todavía no abandonamos los muros de Cáceres. Junto a la Plaza Mayor encontrarás el Palacio del Mayoralgo que tiene el honor de lucir e su fachada uno de los blasones más antiguos de la ciudad. ¡Te harás unas fotos realmente históricas!
  • Robledillo de Gata: Este pueblo de la Sierra de Gata tiene la consideración de Conjunto Histórico-Artístico. Los materiales de los edificios son principalmente adobe, madera y pizarra. Ni que decir tiene que esto da a las calles un aspecto de lo más singular. ¡El diseño de sus balcones te dejará con la boca abierta!
  • Hervás: Limitando con Salamanca descubrirás este pueblo enmarcado por bosques de castaños y de robles. El antiguo barrio judío es uno de los mayores atractivos turísticos de la localidad pero por suerte no es el único. La visita al Palacio barroco de los Dávila no tiene desperdicio y si te llama la atención la arquitectura religiosa no puedes dejar de echar un vistazo al Convento de los Trinitarios.

Esperamos que hayas disfrutado de esta breve ruta en coche por la provincia de Cáceres. Alcántara, Coria, Riomalo de Arriba y muchos otros pueblos que se han quedado fuera de este viaje también merecen una visita pero lo bueno de no ver todos los rincones con encanto de una provincia es que siempre tendrás una excusa para volver.