Reducir la polución es cosa de todos. Por eso los conductores tenemos que poner nuestro granito de arena para que el aire esté limpio y libre de agentes contaminantes. Existen multitud de buenas prácticas que podemos poner en marcha. ¡Sigue leyendo para conocerlas!
¿Recuerdas nuestro artículo sobre conducción eficiente? Aprender a arrancar el coche como es debido, usar las marchas de tal modo que te ayuden a ahorrar combustible o circular a la velocidad adecuada sin acelerar más de la cuenta son algunos de los principales consejos que había que tener en cuenta para disminuir el consumo de nuestro coche así como la contaminación del aire.
Hoy desde el equipo de Furauto vamos a ir un paso más allá. Te vamos a explicar varios trucos para combatir los efectos negativos de la polución provocada por el uso de vehículos de gasolina o diésel. ¡Ya verás lo fáciles que son de incorporar a tu rutina diaria!

  • Revisar el vehículo con regularidad: Acudir el mecánico no sólo resulta positivo de cara a tu seguridad al volante. ¿Sabías que un filtro de aceite limpio favorece la lubricación del motor y hace que el motor expulse menos gases al exterior?
    Por supuesto, tampoco hay que olvidar quitar los residuos del sistema de inyección o vigilar la presión de las ruedas. Así gastamos menos combustible y tanto nuestro bolsillo como el entorno lo agradecerán.
  • La batería y los sistemas de encendido: Aunque ya hablamos de mecánica arriba el cuidado de estas piezas exige que tengan su propio apartado. Las bujías y los calentadores diésel se encargan de la correcta combustión del motor y resulta que los combustibles mal quemados son los más peligrosos en lo que a contaminación se refiere.
  • No pararse con el motor encendido: Los semáforos en rojo hay que respetarlos y poco podemos hacer para no expulsar gases nocivos a la atmósfera en esos breves tiempos de espera. Sin embargo, en otras ocasiones sí está en nuestra mano apagar el motor.
    ¿Quién no ha esperado a un amigo un par de minutos con el vehículo en marcha? ¿Detenemos el coche en los atascos? Estas cosas pueden evitarse. Se trata de tomar conciencia del problema que suponen unos elevados niveles de polución.
  • Compartir coche: Esta recomendación es de pura lógica. Si hay menos conductores en las carreteras la calidad del aire mejora. ¡Quién te iba a decir que alquilar un coche para irte de viaje con tus amigos es beneficioso para el planeta!
    Por otro lado, si vas a hacer un trayecto realmente corto lo mejor que puedes hacer es ir andando o en bicicleta. Incluso aunque sólo te acuerdes de hacer esto en los días de buen tiempo estarás contribuyendo a descongestionar el ambiente.

Como acabas de comprobar, reducir la polución no es una tarea tan complicada como puede parecer a simple vista. Lo único que hace falta es que todos los que utilizamos vehículos en nuestro día a día arrimemos el hombro un poco.