Seleccionar página

Hoy en Furauto te contamos qué ver en Santander para que puedas planificar tu escapada más relajante. Por si no lo sabes, la capital de Cantabria es especialmente famosa por sus balnearios pero además también cuentas con otras opciones para huir del estrés como ir a la playa o visitar un hermoso parque natural. ¡Una oferta turística de lo más completa!
Santander atrae a una gran cantidad de visitantes durante los meses de verano debido a que las temperaturas arar vez pasan de los 26 ºC. Sin embargo, si no te importan los cielos nublados o que la lluvia haga acto de presencia de vez en cuando se puede venir a esta ciudad durante todo el año y pasarlo en grande. A continuación veremos dónde ir:

  • Centro de talasoterapia Hotel Real: Este balneario se halla en el promontorio de El Sardinero y está a corta distancia del Palacio de la Magdalena. Si vienes hasta aquí además de los beneficios de las aguas termales podrás aprovechar para hacer algo de turismo.
    El servicio estrella de este establecimiento consiste en fabulosos tratamientos con agua de mar, algas o lodos marinos. Y por supuesto, no hay que olvidarse de la tradicional sauna o los baños turcos. ¡Te quedarás como nuevo!
  • Catedral de Santander: No te puedes ir sin contemplar al menos la fachada de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora. Esta catedral se empezó a levantar en el siglo XII pero las obras no acabaron hasta doscientos años después.
    La construcción que se ve hoy en día ha sido restaurada en varias ocasiones y se compone de dos iglesias góticas superpuestas. Sin duda estamos ante una rareza arquitectónica que merece la pena visitar.
  • Playa El Sardinero: En esta playa urbana no te faltará de nada. Mientras paseas por la orilla disfrutarás de unas vistas increíbles y lo mejor de todo es que suele ser un lugar tranquilo para ir con la familia.
  • Parque Natural de Peña Cabarga: Dejamos el asfalto atrás y nos vamos hasta la Bahía de Santander para explorar este hermoso espacio protegido. Uno de los puntos de interés de esta zona es el Monumento al Indiano sobre el Pico Llen.
    Se puede llegar en coche así que no debes preocuparte si las excursiones a pie por terrenos de montaña no son lo tuyo. No obstante, caminar un rato te permitirá ver de primera mano encinares y bosques de ribera, por ejemplo.

Si te ha gustado nuestro recopilatorio acerca de qué ver en Santander seguro que tu viaje será un auténtico éxito. Ten presente que en este artículo sólo hemos desvelado una pequeña parte de los encantos de estas tierras. ¡Te toca a ti descubrir el resto!