Seleccionar página

Hoy cogemos nuestro coche de alquiler y nos vamos hasta el Parque Nacional del Teide. Este es uno de los enclaves más bellos de Tenerife y representa uno de los mayores atractivos turísticos de la isla. ¿Preparado para iniciar la ascensión?
Antes de nada hemos de advertir que no es posible subir al Teide sin más. Hace falta solicitar un permiso y como suele ocurrir con estas cosas hay que reservar la cita con algo de antelación. Asegúrate de realizar todos los trámites antes de comenzar tu viaje.
¿Y cómo llegamos a la cima de uno de los volcanes más famosos de España? Pues en coche, naturalmente. Si no dispones de vehículo propio siempre puedes reservar un coche de alquiler con nosotros. Disponemos de varias oficinas en las Islas Canarias entre las que por supuesto se encuentra nuestra sucursal en Tenerife.
La excursión por el Parque Nacional del Teide comienza conduciendo hasta la base de esta gran elevación para después tomar el teleférico. Las vistas que disfrutarás por el camino son absolutamente increíbles. ¿Sabías que puedes caminar por la luna o por Marte?
Eso sí, si te animas a hacer alguna de estas rutas únicas has de saber que el terreno no te lo pondrá fácil. El nivel de dificultad es medio-alto así que si no estás acostumbrado a andar a la intemperie te recomendamos que no te alejes demasiado de la carretera y continúes tu paseo en coche hasta alcanzar el teleférico.
No te preocupes por dónde vas a dejar tu coche antes de iniciar la subida. Aquí está todo muy bien organizado por lo que podrás aparcar tu coche en un parking gratuito con capacidad para albergar hasta 220 vehículos.
Te aconsejamos madrugar para coger sitio o bien hacer la visita en día laborable para evitar aglomeraciones. Si estás de vacaciones no habrá inconveniente en realizar la excursión de lunes a viernes.
Volvamos al teleférico. Las cabinas pueden llevar hasta 44 personas en su interior así que los tiempos de espera no serán muy largos. La estación superior está a unos 3.555 metros de altura aunque eso no es nada comparado con lo que te espera si haces la ruta del Telesforo Bravo que llega hasta la mismísima cima del Teide.
Ojo, si andas por aquí recuerda que es imprescindible que lleves algo de abrigo y que no hay ningún lugar en el que comprar agua o comida. Tienes que tener a punto tu mochila. Por otra parte, la altitud y la menor cantidad de oxígeno en ele aire harán que avances más lentamente. No olvides este dato de cara a planificar el tiempo de duración de la caminata.
En suma, el Parque Nacional del Teide es un auténtico espectáculo paisajístico. Si el cielo está despejado incluso puedes observar La Gomera, La Palma o El Hierro a vista de pájaro. ¿Quién dijo miedo a las alturas?