Seleccionar página

Los mitos sobre los coches diésel han estado a la orden del día prácticamente desde su aparición en el mercado. Y como desde el equipo de Furauto queremos que tomes una decisión informada si vas a comprar uno de estos vehículos hoy te ayudaremos a deshacerte de algunas falsas creencias.
A estas alturas seguro que has escuchado más de una vez eso de que los coches diésel van a desaparecer. Puedes estar tranquilo porque no hay indicios de que los fabricantes de automóviles vayan a dejar de producir coches diésel.
A pesar de que algunos cataloguen al diésel de excesivamente contaminante lo cierto es que los motores que funcionan con esta clase de combustible emiten menos CO2 que los que van con gasolina.
Y tampoco hay que olvidar que los coches diésel gastan menos que los de gasolina. Esto repercute directamente en el bolsillo de los conductores así que si estás buscando la opción más rentable de cara a calcular el coste de tus desplazamientos esta sería una buena alternativa.
Una vez que ya tenemos claro que el diésel no va a salir de nuestras vidas en un futuro inmediato es hora de desmentir algunas de las leyendas urbanas asociadas a ellos:

  • Ruidosos e incómodos: Una de las objeciones más comunes en contra de los diésel es que hacen mucho ruido y encima resultan poco confortables para los conductores. Puede que esto fuera cierto en un inicio pero la tecnología y el diseño evolucionan. En la actualidad se han introducido mejoras que reducen las vibraciones del motor así como el nivel de contaminación acústica. En realidad no hay diferencia respecto a un vehículo de gasolina.
  • Gasto elevado de combustible: Ojo, ya hemos apuntado más arriba que le eficiencia de los motores di´sel ha mejorado con los años. Por otra parte, hay un contexto en el que el coche diésel supera al de gasolina y ese es sin duda el de los desplazamientos largos a altas velocidades. Dicho de otra forma, si viajas por carretera es mejor conducir un coche diésel porque el consumo del vehículo será menor. ¿Te lo habrías imaginado?
  • Los coches diésel pronto no podrán circular por las ciudades: Calma, nadie ha planteado un escenario así. Lo que ocurre es que se está estudiando utilizar las etiquetas medioambientales para limitar el acceso de los vehículos más contaminantes con independencia de que éstos sean diésel o gasolina. Las limitaciones al tráfico que hemos visto en Madrid durante momentos puntuales de altos índices de contaminación son un ejemplo.
  • Un diésel tiene más problemas para pasar la ITV: No es que la ITV vaya a ser más estricta respecto al nivel de emisiones de un coche de lo que ha sido hasta ahora. El tema es que los motores di´sel tienen muchos componentes susceptibles de deteriorarse como por ejemplo el filtro de partículas. Si realizas un buen mantenimiento de tu vehículo y pones todas sus piezas a punto no pasará nada. Tener tu coche en buenas condiciones no es una obligación nueva.

Como ves, los mitos sobre los coches diésel que se oyen con más frecuencia no tienen base alguna. Aunque no sabemos con exactitud hacia dónde evolucionará el sector de la fabricación de automóviles lo que sí está claro es que al diésel le queda todavía cuerda para rato.