Respetar los límites de velocidad al volante es clave para nuestra seguridad. Dado que estamos en una época en la que los desplazamientos por carretera están a la orden del día desde el equipo de Furauto queremos recordarte que no siempre puedes pisar a fondo todo lo que quisieras. ¿Repasamos los cambios en la normativa de circulación?
Que los límites de velocidad se establecen para evitar accidentes de tráfico es algo de lo que cualquier conductor es consciente a estas alturas. No obstante, las restricciones a la hora de pisar el acelerador no son las mismas en todos los tipos de vía.
Y por si eso no fuera suficientemente complejo las limitaciones a las que hemos de estar atentos cuándo conducimos nuestro coche cambian con el paso del tiempo. Mejorar nuestra propia seguridad y la de los demás es una tarea continua.
Para aquellos que todavía estén planificando sus vacaciones de verano a bordo de un coche de alquiler hemos decidido ponéroslo fácil y hablar un poco sobre los principales cambios en los límites de velocidad que entraron en vigor a inicios de 2019. ¡Siempre hay que actualizarse!

  • Carreteras convencionales: El velocímetro no puede superar los 90 kilómetros por hora. Antes el límite estaba en diez kilómetros por encima y aunque a priori no parezca una diferencia sustancial sí que exige por parte de los conductores que modifiquemos un poco nuestros hábitos dentro del coche. Basta un ligero despiste para presionar demasiado los pedales del coche.
    Por otra parte, camiones, autobuses, caravanas o transportes escolares no podrán ir más allá de los 80 km/h de velocidad máxima.
  • Vías con calzadas en los dos sentidos: Si estas carreteras cuentan con una barrera física que haga las veces de separación sí que podremos llegar hasta los 100 km/h sin miedo a una sanción por parte de las autoridades de la DGT.
  • Autovías y autopistas: En este caso, os turismos y motos podrán ir a 120 km/h mientras que las furgonetas, por ejemplo, no podrán pasar de los 90 km/h. Si vas a coger por autopista con tu auto caravana este verano puedes llegar hasta los 100 km/h.
  • Carreteras sin pavimentar: Aquí no se aprecia distinción alguna entre los tipos de vehículo a la hora de establecer un límite de velocidad. Lógicamente, este se debe a que el estado de una carretera sin pavimentar deja mucho que desear y hay que extremar las precauciones. No pases de los 30 km/h.

¡Ya lo sabes! Si te animas a alquilar un coche con nosotros estas vacaciones has de tener presente esta información. No sólo se trata de evitar multas innecesarias sino también de velar por tu bienestar, el de los tuyos y el del resto de los conductores que te acompañan en tu viaje. ¡Los límites de velocidad son de obligado cumplimiento!