Seleccionar página

Hoy en Furauto vamos a contarte cuáles son las ciudades más peligrosas para conducir. El pasado 2019 fue un año histórico en lo que respecta al descenso de las víctimas de accidentes de tráfico pero para que esta tendencia continúe estar alerta y saber a qué nos enfrentamos en carretera es crucial. ¡La precaución salva vidas!
A nuestros lectores más fieles seguro que les suena nuestro artículo sobre las carreteras más peligrosas de España. Puede parecer que estamos insistiendo sobre lo mismo pero lo cierto es que en esta ocasión pondremos especial hincapié en los puntos más conflictivos de los núcleos urbanos en lo que al tráfico se refiere. El riesgo no acecha sólo en vías interurbanas.
Por supuesto, enumerar todas las calles y zonas en las que circular puede ser peliagudo en cada una de las ciudades que se van a mencionar es una tarea demasiado larga y exhaustiva. Así que en el siguiente listado se incluyen los puntos más delicados para los conductores en cada una de las ubicaciones seleccionadas. ¡Atento a este resumen!

  • Madrid: No es ninguna sorpresa el que la M-40 ocupe un lugar de honor en este particular ránking de la siniestralidad. Antes de los túneles de El Pardo el límite de velocidad es de 100 kilómetros por hora pero cuándo alcanzas estos túneles el límite se reduce a 80 kilómetros por hora. Ni que decir tiene que los frenazos son algo común entre los conductores despistados.
  • Barcelona: La afluencia de tráfico en la Diagonal de Barcelona es inevitable teniendo en cuenta que se trata de una de las principales arterias de comunicación de la Ciudad Condal. Entre la calle Doctor Marañón y los alrededores del Camp Nou se producen muchos accidentes de tráfico.
    A la lógica afluencia de hinchas los días en que se celebra algún partido de fútbol hay que sumarle el hecho de que esta ruta es muy utilizada por los estudiantes universitarios para ir a la Facultad. ¡Más vale que te andes con ojo si vas por aquí con el coche!ç
  • Sevilla: Conducir por el puente del V Centenario puede ser un asunto delicado. El límite de velocidad está fijado en 60 kilómetros por hora pero aún hay quién intenta ir más rápido. Claro que los dos radares que existen tanto en sentido Cádiz como en dirección Huelva no se lo ponen nada fácil al conductor temerario. Aún así, es recomendable que guardes la distancia de seguridad para no llevarte un disgusto por culpa de un frenazo.

Ahora que ya eres consciente de cuáles son las tres ciudades más peligrosas para conducir podrás tomar las medidas oportunas para no sufrir un percance. ¡Ir un coche es un placer y mejorar la seguridad vial depende de todos!