Hoy en Autofurgo queremos hablar sobre las carreteras más peligrosas de España. Como especialistas en el alquiler de coches y furgonetas somos conscientes de los riesgos de transitar por una vía que no se halle en buen estado. ¡Informarse sobre el trayecto antes de salir de viaje nunca está de más!
En un mundo ideal todas las carreteras estarían en perfectas condiciones. Sin embargo, en ocasiones nos chocamos con la realidad y nos vemos obligados a circular por vías cuyo trazado o mantenimiento dejan bastante que desear.
Cuándo transitamos por esta clase de carreteras hay ciertas normas de seguridad a las que debemos atenernos. Evitar excesos de velocidad e incluso circular más despacio del límite permitido suele ser una buena política, por ejemplo.
Otra de las cosas que podemos hacer en carreteras en mal estado es prestar una atención especial a los baches. Los daños en la suspensión del vehículo pueden llegar a convertirse en un problema bastante grave si se conduce a lo loco.
Y por supuesto, a la hora de conducir de noche las precauciones han de extremarse. La falta de luz y los problemas de visibilidad al oscurecer no son nuevos pero hay que reconocer que las probabilidades de sufrir un accidente se multiplican si la calzada no está como debiera.
Sentadas las bases de cómo hay que comportarse al conducir en circunstancias adversas vamos ahora a mencionar algunas de las carreteras más peligrosas de España. Así podrás evitarlas dentro de lo posible o tomar medidas si te ves en la obligación de circular por ellas para llegar a tu destino:

  • A-55: Esta carretera se encuentra en Pontevedra y registra un mayor índice de siniestralidad a la altura del kilómetro 12.
  • N-122: El tramo de entrada a Valladolid de esta vía tiene una peligrosidad que supera unas 423 veces la media de las carreteras de nuestro país.
  • AP-41: Aquí tenemos que ir hasta el kilómetro 33, a la altura de la Sagra en Toledo, para encontrar el punto con mayores probabilidades de accidente de tráfico.
  • N-620: Esta carretera de la provincia de Salamanca es especialmente peliaguda al llegar al km 348.

Estas son sólo algunas de las carreteras más peligrosas de España. Si nos fijamos detenidamente nos daremos cuenta de que en la mayoría de los casos se trata simplemente de tramos en mal estado. No obstante, eso no es excusa ya que la falta de presupuesto ha hecho que empeore el mantenimiento de las carreteras y por añadidura la seguridad de todos los conductores.
Sería muy largo y laborioso enumerar todas las carreteras españolas en las que podemos enfrentarnos con dificultades. Es imposible acotar la cuestión a una simple zona de España ya que el mapa de la peligrosidad en lo que al tráfico rodado se refiere se extiende por distintas provincias como Asturias, Albacete, Teruel, Valladolid, Palencia, Gerona… ¡Consulta tu guía de carreteras favorita antes de salir de casa!