Hoy cogemos nuestro coche de alquiler para irnos a La Alberca de Salamanca. Te sentirás como si hubieras viajado en el tiempo porque este pueblecito conserva intacto el encanto del siglo XVIII. ¡Déjate envolver por sus calles empedradas y sus edificios hechos de madera y piedra!
Por si no lo sabes, La Alberca de Salamanca fue el primer pueblo de España en ser declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1940. Su cercanía con Madrid hace que las comunicaciones por carretera no estén mal para una pequeña escapada en coche.
Si buscas tranquilidad este es el sitio indicado porque la población asciende sólo a unos 1200 habitantes. Aquí las tradiciones se mantienen vivas gracias al empuje del turismo y al buen aprovechamiento de los recursos naturales.
La arquitectura de la zona también es digna de mención. Las calles empedradas y las casas de tres alturas son la tónica general. La estructura de estas viviendas no es casual ya que por lo que se sabe la planta baja servía para guardar a los animales, en la primera planta estaban la cocina y la despensa y en la planta superior las habitaciones.
Pero no sólo es pintoresco el interior de las casas. Los balcones de los edificios son de forja y se adornan con macetas llenas de flores. Esta es la mejor época del año si quieres contemplar estampas como la que describimos en este artículo. ¡Verás un paisaje lleno de color!
Si estás interesado en saber qué se puede hacer en La Alberca de Salamanca te presentamos varias alternativas. La primera de opción es acudir a las fiestas mayores que se celebran el 15 de Agosto. Están dedicadas a la Virgen de la Asunción y podrás ver a los lugareños con sus trajes regionales. Otra de las fiestas más conocidas es la romería del 8 de Septiembre dedicada a la virgen encontrada en la peña de Francia.
Y como en el equipo de Furauto no queremos que te pierdas nada en tu visita a La Alberca de Salamanca aquí te dejamos un breve resumen de algunos de los lugares más emblemáticos de la localidad:

• Plaza Mayor: Aquí destacan las balconadas de edificios importantes como el Ayuntamiento o la Casa Ducal. En el centro de la plaza hay una fuente y un crucero del siglo XVIII que tiene grabados los símbolos de la Pasión de Cristo.
• Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción: Se levantó en el siglo XVIII sobre los restos de una iglesia anterior de la que aún queda parte de una gran torre. Si te gusta el arte neoclásico no te la puedes perder.
• Ermita de Nuestra Señora de Majadas Viejas: Está situada en un enclave privilegiado ya que se halla en un bosque de castaños y robles justo al lado de la ruta del Camino de Santiago. Antes la capilla guardaba la imagen de una virgen románica del Siglo XII pero la estatua fue trasladada a la parroquia de la localidad.
• Parque Natural de Las Batuecas: Por si el valle con su vegetación y sus bosques ni fuera lo bastante impresionante resulta que aún se conservan pinturas rupestres en la zona. Además puedes acercarte hasta el monasterio que fundaron los padres carmelitas en el siglo XVI.

En resumidas cuentas, La Alberca de Salamanca tiene mucho que ofrecer a los amantes de la historia y la naturaleza. ¿Se te ocurre una forma mejor de aprovechar la llegada del buen tiempo que un viaje en coche con la familia o los amigos?