Hacer una visita a los pantanos de Madrid en los que está permitido el baño puede ser una excelente alternativa para pasar los días libres con la llegada del verano. ¡Alquila tu furgoneta con nosotros y pasa una jornada de lo más refrescante con la familia o los amigos!
Las ventajas de ir a uno de los pantanos de Madrid a darse un chapuzón son muchas y variadas. Entre otras cosas, no hace falta conducir durante horas, no se trata de zonas llenas hasta los topes de turistas y encontrar aparcamiento es relativamente sencillo.
Por todas estas razones, es casi imposible resistirse a coger la toalla, el bañador y el protector solar y lanzarse a la aventura. Piscinas naturales, pozas y lagos esperan a los excursionistas más intrépidos para sorprenderlos por su belleza y su comodidad.
No obstante, antes de recomendar algunos de los pantanos madrileños más populares desde el equipo de Autofurgo queremos recordar a nuestros clientes y usuarios de nuestros vehículos de alquiler algunas de las normas más elementales de seguridad ha tener en cuenta en este tipo de emplazamientos:

• La primera de las recomendaciones es bastante simple. No meterse en el agua en zonas que no estén correctamente señalizadas ni en las que el baño esté expresamente prohibido. Conducir un poco más hasta encontrar el lugar idóneo ayuda a prevenir accidentes.
• Nunca haya que alejarse demasiado de la orilla ni perder de vista a nuestros acompañantes. Aunque esta norma pueda parecer aplicable únicamente a niños de corta edad no está de más ser precavido. Un ahogamiento puede producirse rápidamente y sin dar tiempo a reaccionar.
• Para los niños de corta edad que aún no han aprendido a nadar el flotador hinchable de toda la vida no es la opción más aconsejable. Deben usar chaleco salvavidas.
• Para terminar, no hay que dejar de lado las mismas precauciones que se toman al acudir a la playa o a la piscina: Usar protección solar, hidratarse con frecuencia, llevar una sombrilla o ponerse gorros y camisetas en las horas de calor más intenso.

Con todo esto en mente vamos a ver algunos de los pantanos de Madrid en los que uno puede bañarse sin problema:

• Embalse de Picadas: Para llegar hasta aquí hay que conducir la furgoneta por la M-501. Si se va por la Cuenca del Alberche se descubrirá este fantástico embalse en el que la limpieza y transparencia del agua es realmente increíble. Además, el lugar cuenta con servicios e instalaciones como mesas y barbacoas. ¡Todo lo necesario para comer y pasarlo bien en un entorno privilegiado!
• La cascada del Purgatorio: Por Rascafría, cogiendo con el vehículo por la M-604 se encuentra la cascada del Purgatorio. Su nombre se debe al ruido de los numerosos remolinos y corrientes que se asemejan al de las almas que pasan al otro mundo. Este sitio es ideal para los que buscan algo más que huir del calor y del bullicio de la ciudad ya que en las cercanías se halla el impresionante monasterio de El Paular.
• La lancha del Yelmo: Este área recreativa está dentro del Pantano de San Juan, menos de 70 km de Madrid. Para ir haya que circular por la pista forestal que parte de la M-501. Los deportistas están de enhorabuena porque aquí se practican actividades como el remo, la pesca o los paseos en bicicleta.

En resumidas cuentas, en los alrededores de Madrid se pueden encontrar gran variedad de parajes naturales aptas para el baño. Da igual si prefieres un entorno más salvaje o más controlado porque estamos seguros que encontrarás el sitio perfecto para disfrutarlo con los tuyos. ¿Qué tal si dejas atrás el calor de la gran ciudad?