Seleccionar página

Hoy echamos un vistazo al interior del capó para contarte los fallos en la caja de fusibles del coche que se producen con más frecuencia. Saber cuándo es el momento de actuar y hacer una visita al taller puede ahorrarte más de un disgusto. ¡Hora de una puesta a punto!
Hace tiempo ya hablábamos de las averías en el sistema eléctrico que puede sufrir un vehículo. Entonces ya hicimos hincapié en que el cometido principal de los fusibles es proteger a las piezas de tu vehículo frente a las temidas subidas de tensión.
Empecemos por lo básico. Si no tienes nociones de mecánica lo mejor es que dejes la inspección de tu coche a los profesionales de este campo. A veces, por querer ahorrarnos algunos euros podemos causar daños adicionales al vehículo.
Ten en cuenta que no todos los fusibles que se encuentran en el interior de la caja son iguales. Hoy en día cualquier coche tiene múltiples componentes eléctricos así que es necesario estar muy seguro de lo que se está tocando y por qué.
A continuación, vamos a enumerar las señales más habituales que nos indican que algo va mal con los fusibles del automóvil:

  • La caja de fusibles hace ruidos extraños: Como siempre, los sonidos que se salen de lo normal nos advierten de que algo pasa. Si notas que la caja de fusibles hace clic es probable que uno de los relés se esté apagando y encendiendo repetidamente. Recuerda que los relés no son más que una serie de cubos negros que rodean la caja de fusibles.
  • El fusible de la radio no funciona: ¿Alguna vez has subido al coche preparado para un viaje y al poner la radio ésta no se enciende? Esta situación es más común de lo que parece . El problema puede estar en un fusible de radio quemado. La solución obvia pasaría por reemplazar ese fusible concreto pero en caso de que la pieza nueva vuelva a quemarse la avería está en otra parte y será más complicado detectar el problema y ponerle remedio.
  • Las luces del salpicadero se apagan: Ni que decir tiene que conducir sin la información que nos proporcionan los instrumentos del salpicadero es muy peligroso. Si tienes suerte lo único que deberás hacer para volver circular sin riesgo es cambiar el fusible al igual que ocurría en el caso planteado arriba.

Como imaginarás, pueden producirse más fallos en la caja de fusibles del coche que afecten a piezas tan importantes como la batería o el alternador, por ejemplo. Por regla general basta con sustituir el fusible defectuoso por otro en buen estado pero desde Furauto te recomendamos que te tomes en serio estas averías y cuentes con tu mecánico de confianza para ponerles remedio.