Seleccionar página

Elegir coche según el color va más allá de nuestros gustos o nuestra personalidad. Algunas tonalidades son más visibles que otras y resulta que los coches más chillones tienen menos riesgo de sufrir un accidente. ¡En este caso el amarillo no da mala suerte!
Aunque parezca una broma, el color de tu vehículo es un factor a tener en cuenta de cara a tu seguridad al volante. Y como muestra un botón: los coches plateados tienen un 50% menos de probabilidades de verse involucrados en un accidente de tráfico que los vehículos rojos o blancos, por ejemplo.
Si pensamos un poco seguro que adivinamos cuáles son los colores de coches que se aprecian menos. El negro es sinónimo de elegancia pero es el que peor le sienta a los conductores. Le siguen de cerca en este ránking de falta de visibilidad el marrón y el verde.
Por supuesto, el lugar en el que estemos influye directamente en cómo se ve nuestro vehículo a media y larga distancia. Si conducimos por el campo en primavera el verde hará que nos camuflemos mientras que en verano con todas las plantas secas y de un color amarillento se nos verá venir de lejos.
El amarillo, el naranja o toda la gama de colores fosforescentes son una apuesta segura si queremos atraer la atención sobre nosotros de modo que los demás conductores tengan claro cuál es nuestra posición en la carretera.
A la hora de elegir el coche según el color se suele comprobar que los tonos más llamativos son los preferidos por los conductores jóvenes y con poco experiencia mientras que los que llevan más años al volante escogen colores discretos.
Evidentemente, no hay que tomarse esta tendencia al pie de la letra. Nuestra personalidad juega un papel importante al igual que las preferencias de nuestra pareja cuándo se habla del vehículo familiar. ¡Lo que se para que todo el mundo conduzca feliz!
Y que nadie se lleva a engaño. Ni siquiera dentro del universo de los coches y el motor puede uno escaparse de la industria de la moda. Según la época algunos colores de carrocería estarán mejor considerados que otros. ¡Hay que estar a la última!
El color preferido por los conductores españoles más conservadores es el blanco. Algo que no es de extrañar ya que es un tono bastante neutro que encaja bien independientemente de la época del año y de las modas pasajeras. Al fin y al cabo, un coche es para usarlo durante periodos muy largos de tiempo.
Desde el equipo de Furauto queremos aprovechar para romper un viejo mito. No es cierto que las aseguradoras de coches te cobren más o menos según el color de tu vehículo. Este dato se suele recopilar con fines estadísticos y no con afán de penalizar a nadie.
¡Ya sabes en qué debes fijarte para elegir coche según el color! Pero no es necesario que te agobies si no logras decidirte por un tono determinado. En nuestra entrada ¿Cuánto cuesta pintar un coche y dejarlo como nuevo? Encontrarás información útil para darle otro aire a a tu coche.