Seleccionar página

Plantearse cuánto cuesta pintar un coche es algo bastante común. La mayoría de las veces que acudimos al taller para tapar pequeños desperfectos y arañazos contamos con el respaldo de nuestro seguro de automóvil. ¿Te gustaría saber lo que vale cambiar el look de tu vehículo?
Hay varias razones para querer cambiar la pintura del vehículo. La primera de ellas no es otra que haber sufrido algún golpe que cause rayones o abolladuras. Aunque querer darle un retoque a un vehículo antiguo también puede ser un buen motivo.
Pintar un coche entero no es una decisión que deba tomarse a la ligera. El desembolso económico que ha de hacerse en estos casos es lo bastante importante como para que sea necesario que revises y ajustes tu presupuesto sobre le papel antes de lanzarte a contratar cualquier servicio. ¡Tu bolsillo te agradecerá que dediques algo de tiempo a comparar precios!
Aunque por mucho que investigues tus opciones la cantidad de dinero que te ahorres al pintar tu coche va a estar determinada en gran medida por la provincia de España en la que residas. Las tarifas pueden variar alrededor de 1200 euros. Guipúzcoa es la provincia más cara.
Es cierto que estas cantidades son muy elevadas pero hay que pensar en el coste de materiales, el personal cualificado que va a llevar acabo la labor y el tiempo que se va a invertir en el proceso. Cambiar la pintura de un coche cualquiera es un trabajo que se puede alargar hasta las 22 horas.
Otro de los aspectos fundamentales a considerar es el taller o el mecánico al que acudir. Si normalmente vas a una empresa o profesional de confianza para las reparaciones de tu coche lo habitual es que te pongas en sus manos para las tareas de chapa y pintura.
Si buscas un acabado impecable desmontar el coche y pintarlo por piezas puede ser una buena idea. De este modo, será más sencillo igualar el tono y no se quedarán espacios o zonas de difícil acceso sin pintar.
El proceso de pintar un vehículo tiene diferentes fases. Evidentemente, lo primero es asegurarse de que la superficie de la chapa no presenta desniveles provocados por golpes y lijarla bien para que la pintura no se descascarille al poco tiempo.
Una correcta imprimación evita que la chapa se vea afectada por el óxido y es después de esto cuándo entra en juego la primera capa de pintura. Para terminar, el barniz o la laca contribuirán enormemente a darle a tu coche recién pintado ese aspecto como recién salido de fábrica. ¡Y encima ambos producto actúan como protectores ante las inclemencias climáticas como el sol o la lluvia!
Como ves,la pregunta de cuánto cuesta pintar un coche no tiene una respuesta única. Lo único que podemos decirte desde el equipo de Furauto es que no te fíes de las compañías con ofertas tiradas de precio. ¡Más vale gastar un poco más y no enfrentarte a imprevistos desagradables!