Hoy cogemos nuestro coche de alquiler hasta Málaga para descubrir las Cuevas de Nerja. Esta maravilla de la naturaleza alberga múltiples curiosidades como la estalactita más grande del mundo o pinturas de incalculable valor histórico con más de 40.000 años de antigüedad. ¡Será un viaje para el recuerdo!
Antes de nada es conveniente dar algunas indicaciones sobre cómo llegar. Partiendo de Málaga debes coger el coche e ir por la A-7 en dirección Almería. A la altura de la salida 295 verás una señal en la que se lee “Cuevas de Nerja”. ¡No tiene pérdida!
Este conjunto de cuevas es uno de los principales atractivos de este pueblo malagueño. Aunque parezca increíble no fueron descubiertas hasta el año 1959 y su hallazgo se produjo por pura casualidad.
Resulta que un grupo de jóvenes interesados en ver murciélagos fueron a un pozo conocido popularmente como la Mina del Cementerio. Allí notaron una peculiar corriente de aire que llamó su atención y así dieron con una caverna en la que había pinturas rupestres.
Acondicionar el lugar para que pudiera ser visitado llevó su tiempo así que no fue hasta un año más tarde cuándo por fin salieron a la luz los tesoros que habían estado ocultos bajo la tierra durante miles de años. No es de extrañar que las cuevas de Nerja fueran declaradas Monumento Histórico Artístico en 1985.
¿Te gustaría saber más acerca de esta obra maestra subterránea antes de iniciar tu viaje? Presta atención porque a continuación te desvelamos algunos de los rasgos más singulares de estas cuevas:

  • La estalactita más grande del mundo: por si eres de los que se lían un poco con esas cosas una estalactita es una especie de formación rocosa que cuelga del techo de las cuevas. Se forma a partir de los sedimentos que arrastra el agua consigo al filtrarse dentro de la gruta.
    Como te adelantamos al principio del artículo en Nerja podrás ver la estalactita más grande del mundo. Alcanza una altura nada más ni nada menos que de 33 metros. Si quieres visitarla tendrás que acceder hasta la llamada Sala del Cataclismo. ¡No hay peligro así que no dejes que el nombre te alarme!
  • Las salas más turísticas: Como imaginarás, en toda cueva que se precie hay múltiples rincones por explorar. Aquí podrás recorrer diferentes salas abiertas al público entre las que destacan la Sala de los Fantasmas, por ejemplo. El día que descubrieron las cuevas había aquí dos esqueletos y de ahí ese nombre tan tétrico. ¡No te puedes perder las vistas panorámicas que hay desde una balconada cercana!
  • Arte en vivo y en directo: A pesar de lo que pueda parecer estas cuevas no son tratadas como un simple museo. En su interior se celebra el Festival Internacional de Música y Danza por lo que el espectáculo está asegurado. ¡Un escenario magnífico para cualquier concierto!
  • La casa de los murciélagos: No olvidemos que la causa del descubrimiento de las cuevas fue el interés por la observación de estos animales nocturnos. Hay muchos de ellos en el interior de las grutas pero no debes preocuparte si te dan repelús porque sólo salen una vez que ha oscurecido.

Ir de excursión hasta las cuevas de Nerja es una forma estupenda de pasar un fin de semana o unos días libres. El lugar es hermoso en sí mismo pero además en sus paredes hay pinturas únicas que posiblemente sean las más antiguas del planeta. ¡Tienes que hacer este viaje!