¿Has pensado alguna vez como sería tener o por lo menos alquilar una furgoneta de película? Todos tenemos en mente algunas furgonetas históricas del cine y la televisión: la del Equipo A, la de Scooby-Doo, la de ‘Dos tontos muy tontos’ con su pelaje perruno.

RELACIONADO: LAS FURGONETAS MÁS FAMOSAS DE LA HISTORIA

Pues bien, hay fans que tienen ganas (y dinero y tiempo) para llevar a cabo ese pensamiento. El último caso ha ocurrido en California, donde un grupo de amantes de la película Toy Story han hecho realidad la furgoneta de Pizza Planet en la que los juguetes tenían una alocada aventura.

Han pasado nada más y nada menos que 21 años desde el estreno del film, y ahora un documental cuenta la historia de cómo y por qué se realizó esta furgoneta que convierte en realidad lo que fue pensado únicamente para el 3D.

Pero este no ha sido el último caso, hace unas semanas, también en EE.UU. (donde parecen que ocurren todas estas cosas) la policía tuvo que perseguir a la furgoneta de Scooby Doo cuando circulaba superando de forma notable el límite de velocidad. ¿Había algún misterio urgente que resolver? No, la verdadera historia tiene mucho menos de fantástico.

En realidad se traba de una “adorable” cincuentañera, según describieron los vecinos a SkyNews, llamada Sharon Turman que era fan de la serie del Gran Danés. La policía intervino la furgoneta y detuvo a la mujer, pero cuando llevaron la furgoneta al parque de vehículos municipal hubo tema de conversación durante días.

1235928_1280x720

Pero aún hay más, en 2012 un empresario decidió clonar la clásica furgoneta del Equipo A. ¿Un capricho personal? No, una estrategia de negocio. Lo cierto es que hay tanto fans de Barracus y compañía que esta furgoneta no para de tener peticiones para ser el coche nupcial en muchas bodas.

Taj Majid, como se llama el empresario, decidió invertir la nada despreciable cifra de 40.000 € en convertir una vieja y abollada GMC Vandura de 1985 en una réplica perfecta del vehículo.