La cuestión de cuándo caduca una multa de tráfico es una de las dudas más frecuentes entre los conductores a los que se les ha notificado que han cometido una infracción. Como es lógico, el plazo para que prescriba una sanción depende de la gravedad de la misma. Hoy te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.

Las nuevas tecnologías han facilitado enormemente nuestra relación con la Administración. Ahora es mucho más sencillo y rápido realizar casi cualquier tipo de trámite. Y naturalmente, esto también significa que las autoridades son capaces de notificarnos las multas de tráfico de forma más eficiente.

La Dirección General de Tráfico se vale de los servicios de la Dirección Electrónica Vial para hacer llegar a los conductores las correspondientes sanciones. El sistema almacena las pruebas de que se ha cometido una imprudencia al volante y toma nota de la fecha y la hora en la que se ha enviado la multa.

Y por si esto no fuera suficiente también podrás enterarte de que has sido multado a través de la aplicación móvil miDGT. Ya te avisamos en su día de esta posibilidad cuándo hablamos del carnet de conducir digital y de los nuevos mecanismos implantados para llevar a cabo gestiones relacionadas con nuestro vehículo.

A pesar de la puesta en marcha de estas medidas pueden producirse errores a la hora de comunicar a un conductor que ha sido sancionado. Recuerda que la DGT tiene una fecha límite para notificar las multas de tráfico.

A continuación, te explicamos con mayor detalle cuándo caducan las multas de tráfico en función de su importancia:

  • Infracciones leves: Esta clase de transgresiones en carretera pueden costarte hasta 100€. Prescriben a los tres meses en caso de que no se haya podido notificar la multa debidamente al conductor implicado.
  • Infracción grave: Subimos un poco el listón ya que este tipo de multas rondan los 200€. Al tratarse de multas por comportamientos más peligrosos el plazo para que caduquen las multas se duplica.
  • Infracción muy grave: Terminamos con las sanciones más dañinas para el bolsillo. Las infracciones muy graves llegan a los 500€. Veamos un ejemplo con los límites de velocidad. Cometerías una infracción muy grave si circulases a más de 190Km/h en una vía cuyo límite sea de 120Km/h. Al igual que las infracciones graves prescriben a los seis meses.

Ojo, los importes de las multas según la infracción que te hemos facilitado en este artículo son meramente orientativos. Ya deberías saber que que hay determinadas multas de tráfico que pueden superar ampliamente las cifras de las que hemos estado hablando hasta el momento.

En definitiva, aunque como has visto saber cuándo caduca una multa de tráfico no es muy difícil lo mejor es que no contar con que las autoridades se van a olvidar de sancionarnos si nos saltamos las normas. Si pagas en 20 días naturales después de recibir una multa podrás beneficiarte de un 50% de descuento en la mayoría de los casos. Recocer los errores tiene su recompensa.