Como ya sabes, desde el equipo de Furauto estamos comprometidos con la seguridad en carretera y por eso te traemos algunos consejos de seguridad vial para personas mayores. Queremos que la edad no sea un impedimiento para que sigas disfrutando de tu vehículo tal y como te gusta.

En ocasiones anteriores hemos hecho hincapié en las infracciones más peligrosas al volante o en los riesgos de usar el WhatsApp conduciendo, por ejemplo. Esta vez vamos a dejar de lado las infracciones más habituales para poner el acento en la protección de los conductores de edad avanzada. Los reflejos y la resistencia física van disminuyendo poco a poco con el paso de los años no viene mal poner de nuestra parte para minimizar descuidos y distracciones.

  • Renovación obligatoria del carnet del coche: A partir de los 65 años es obligatorio que las personas mayores se sometan a una prueba para renovar el permiso de conducir cada cinco años. Este pequeño examen es una buena forma de garantizar que todos los conductores tienen la capacidad de reaccionar en caso de accidente.
  • Vigilar atentamente el entorno: La necesidad de prestar atención a lo que ocurre en la carretera es una constante para todos los conductores. Sin embargo, la edad puede traer consigo problemas de visión, por ejemplo. Si se detectan esta clase de dificultades hay que acudir al médico para ponerles remedio y en última instancia también se puede optar por conducir sólo en horas del día con buena luz y visibilidad.
  • Cuidado con la antigüedad del coche: Esta cuestión nos atañe a todos pero es bastante habitual que las personas mayores se desplacen en vehículos con más de una década. Recuerda que el mantenimiento de un coche de más de diez años es algo que no debe tomarse a la ligera.
  • Paradas más frecuentes en los viajes largos: Por lo general, hidratarse correctamente y detenerse para estirar las piernas y descansar durante un viaje de larga distancia en coche es fundamental. Pero si el conductor es una persona mayor hay que empezar a pensar en reducir el tiempo de conducción entre una parada y la siguiente.
  • Leer los prospectos de los medicamentos: Es de sobra sabido que algunas clases de medicamentos provocan efecto adversos como por ejemplo somnolencia. Hay que revisar las instrucciones de los medicamentos de modo concienzudo y llegado el caso dejar de conducir mientras dure el tratamiento.

Siguiendo estos consejos de seguridad vial para personas mayores no hay motivo para que los años te impidan continuar realizando viajes o desplazamientos habituales en coche. ¡Volver a casa con los tuyos siempre es lo primero!