Tener claro como funciona el servicio de estacionamiento regulado de Madrid es muy importante para poder moverte por la capital con tu vehículo y aparcarlo sin miedo a que te pongan una multa. Sin embargo, las diferencias entre la zona azul y la zona verde a veces resultan un tanto complejas si no estás acostumbrado a este sistema. ¡Menos mal que el equipo de Autofurgo está aquí para despejar tus dudas!

A grandes rasgos, se puede decir que las plazas de aparcamiento marcadas como zona azul están disponibles para cualquier conductor mientras que los estacionamientos de zona verde son de uso exclusivo de los residentes de ese barrio en concreto. Por supuesto, los tickets se sacan en los parquímetros del color correspondiente.

Esta separación puede parecer innecesaria a primera vista pero facilita las cosas a muchos ciudadanos madrileños. No es fácil conducir y aparcar cerca de tu domicilio cuándo las calles más próximas están atestadas de vehículos de gente que acude al trabajo o hace una visita turística.

Como es lógico, los conductores que cuenten con un permiso de residente para utilizar la zona verde no han de preocuparse del tiempo de estacionamiento, al contrario de lo que ocurre con la zona azul.

Cabe resaltar que el uso de la zona azul tiene un límite de unas cuatro horas. Una vez transcurridas habrá que mover el vehículo a otro lugar que ni siquiera podrá estar dentro del mismo barrio. ¡Deberás hacer las gestiones y los recados sin entretenerte demasiado!

A continuación, se describe brevemente el horario del servicio de estacionamiento regulado de Madrid para que no hay lugar a confusiones:

  • Lunes a viernes laborables: de 9:00 a 21:00 horas.

  • Sábados: de 9:00 a 15:00 horas.

  • Agosto, de lunes a sábado: de 9:00 a 15:00 horas.

  • Días 24 y 31 de diciembre: de 9:00 a 15:00 horas.

  • Domingos y festivos: El servicio de estacionamiento no funciona por lo que aparcar sin coste es más sencillo.

¿Pero qué ocurre en caso de que a algún conductor despistado se le pase la hora y le impongan una multa? Si han transcurrido menos de sesenta minutos de la hora límite es posible cancelar el aviso de denuncia en el mismo parquímetro. Si el aparato está averiado y no marcha con normalidad habrá que andar un poco hasta encontrar otro que sí funcione.

Por último, hay que hablar de las facilidades de pago. Hace tiempo que es posible abonar el importe del ticket de estacionamiento a través de alguna aplicación móvil gratuita en lugar de hacerlo en efectivo o con tarjeta. ¡Una alternativa de lo más útil si te has dejado la cartera en casa pero llevas el teléfono encima!

Hay tres aplicaciones móviles específicas para el servicio de estacionamiento madrileño: E-park, ElParking y Telpark. Si instalas en tu teléfono alguna de las tres podrás hacer tus operaciones relacionadas con el aparcamiento de pago desde cualquier parte.

Eso sí, emplear el móvil para pagar tu ticket tiene sus riesgos. La conexión no siempre responde y en tal caso hay tres alternativas: reiniciar el móvil y comprobar si la operación ha llegado a realizarse, llamar al teléfono gratuito de Línea Madrid o contactar directamente con el servicio de soporte técnico de tu aplicación. Da igual el método que escojas pero asegúrate de resolver cualquier incidencia antes de marcharte allí dónde tengas que ir.

¡Seguro que después de leer este artículo el aparcar tu coche en Madrid ya no tiene secretos para ti! Conduce por la capital con la tranquilidad de saber que hay zonas especialmente habilitadas para que estacionar tu vehículo particular o tu furgoneta de alquiler no se convierta en una auténtica pesadilla. ¡Disfruta al volante!