Seleccionar página

¿Quieres saber cómo repostar gasolina de un modo más eficiente? Cada litro de combustible cuenta así que desde el equipo de Furauto hemos recopilado una serie de trucos y consejos para que le saques el máximo partido a tus visitas a las estaciones de servicio.
Ir a echar gasolina forma parte de la rutina de cualquier conductor. Por lo general nos limitamos a llegar a la gasolinera e indicar el importe que queremos gastar o simplemente pedimos que nos llenen el depósito.
A pesar de que esta operación parece mecánica y simple has de saber que hay ciertas prácticas o costumbres que puedes cambiar para rascarte el bolsillo lo menos posible. Algo interesante si tenemos en cuenta cómo afectan a nuestra economía familiar o empresarial las temidas subidas de combustible. ¡Las recomendaciones que te damos a continuación están al alcance de todos!

  • Repostar temprano: Quizá te choque este consejo. Resulta que el volumen de los líquidos es mayor cuánto más sube la temperatura. Por eso si vas a echar combustible por las mañanas te darás cuenta de que cada litro te cunde más. Recuerda que por las mañanas hace más fresco y que los tanques de combustible de las gasolineras están en parte bajo tierra.
  • La velocidad de llenado: ¿Sabías que si sitúas la manilla del surtidor en el modo más rápido pierdes dinero? En este caso, tener paciencia se ve recompensado con algunos euros extra. Llenar el depósito lentamente genera menos vapor por lo que evitas que parte del combustible que estás reponiendo vuelva al surtidor en estado gaseoso. Es decir, si llenas el tanque rápido obtienes una cantidad menor de combustible por el mismo dinero.
  • Vigila la presión de los neumáticos: En nuestro artículo sobre los sensores de presión de los neumáticos ya te advertimos de los peligros de conducir con ruedas que tengan problemas en este sentido tanto por exceso como por defecto. El inflado de las ruedas ha de ser el adecuado para garantizar un buen agarre en carretera y no desperdiciar combustible.
  • Evitar los camiones cisterna: Seguro que alguna vez has llegado a una gasolinera y has visto que había camiones cisterna rellenando los surtidores- este no es un buen momento para echar gasolina porque con toda probabilidad el combustible contenga suciedad y sedimentos que pueden dañar tu vehículo.
  • No esperar a que el coche entre en reserva: No es necesario que te obsesiones cada vez que la aguja del depósito descienda un poco pero no conviene que exprimas al máximo el combustible. No es que queremos que gastes más acudiendo con más frecuencia a la gasolinera sino todo lo contrario. A menos cantidad de gasolina mayor será el efecto de la evaporación del combustible.

Ahora que ya tienes claras los pasos a seguir sobre cómo repostar gasolina y ahorrar dinero en el proceso podrás disfrutar de tus trayectos en coche sabiendo que pagas un precio justo por ellos. Por supuesto, no te olvides de comparar los precios de las gasolineras cercanas a tu domicilio antes de llenar el depósito. ¡Moverte en coche no tiene por qué ser caro!