Cuando hacemos una mudanza o si trabajamos habitualmente con furgonetas es importante prestar atención a la la función principal de estos vehículos: cargar cosas.

Una mala carga en la furgoneta, además de ser un elemento muy peligroso si se sufriera un accidente, es prácticamente asegurarte que las cosas que quieres transportar sufrirán algún daño durante su traslado. 

Si vas a alquilar una furgoneta para realizar tu mudanza o cualquier traslado o viaje esto es lo que debes saber:

Es importante colocar los objetos y cajas más pesadas en la parte baja de la carga y centrados. Alineando estos objetos con el eje aportamos estabilidad a la furgoneta en las curvas.

Estos objetos más voluminosos (por ejemplo, pensemos en una nevera durante una mudanza) no deben ponerse nunca en uno de los lados de la carga y, por supuesto, siempre apoyados sobre su lado con más superficie.

También, es importante distribuir los objetos de menor peso en la zona alta de la carga. ¿Parece evidente verdad?. Ejemplo práctico: si pones el jarrón que te regaló la suegra debajo de cuatro cajas pesadas, es muy posible que no vuelvas a ver el jarrón o lo recojas echo añicos. Si era feo, la mudanza puede ser otro gran momento para hacer ‘limpieza’.

La clave de todo es que tengas lo más seguro posible que la carga no se puede mover durante su traslado. Si transportas pocos bultos puedes asegurarte de esto usando arneses y otros elementos de seguridad y fijaciones.

También es muy importante que respetes el límite de masa que sorporte la furgoneta que estás usando. Las recomendaciones sobre la carga que soporta no son banales: están probadas para mantener asegurada el control de la furgoneta en situaciones de velocidad o cierto riesgo.

¿Y por qué es importante todo esto?

Hay que tener en cuenta que muchas veces al alquilar una furgoneta para una mudanza estamos usando un vehículo de dimensiones no habituales para nosotros. Pero no te preocupes, son sencillas de conducir y además aquí te dejamos ya desde Autofurgo.com algunos consejos para conducir una furgoneta como un coche. 

Por esto, es importante que seas cuidadoso con la carga y con respetar los límites de velocidad de las furgonetas y camiones. Además, otros consejos que da la DGT es dejar algo más de distancia de seguridad de lo habitual debido a que con la carga a nuestro vehículo le costará frenar algo más en el caso de un frenazo repentino.

Pero insistimos, siguiendo estos consejos tendrás una mudanza cómoda, segura y satisfactoria.

PD: A excepción del jarrón que os regaló la suegra.