Conducir una furgoneta requiere conocer algunas diferencias importantes con respecto a conducir un coche. Es cierto, para buena parte de ellas (todas las que no pasen las 3,5 toneladas) sirve igual con el carné de conducir B, por lo que no tendrás ningún problema a la hora de reservar una furgoneta de alquiler para tu viaje o mudanza ni nadie te pedirá ninguna prueba adicional; pero en Autofurgo.com te traemos algunos consejos que te pueden ir bien para ir más cómodo al volante de la furgoneta y sobre todo, quitarte cualquier tipo de impresión que te dé.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que si el reglamento de tráfico permite que con un carné de conducir básico puedas conducir una furgoneta es porque puedes hacerlo y no supone ningún problema para ello.

Una vez ya subido en tu furgoneta, lo primero que notarás es la diferencia en la visión, desde un poco más arriba que en un turismo. Esto a muchos conductores, aunque al principio les parece raro, luego le acaba encantando, porque en cierto sentido tienes una visión periférica más amplia.

peugeot-traveller-i-lab-viajes-negocios-1

Además, tener en cuenta los espacios a la hora de aparcar sobre todo y ser consciente de que una furgoneta cargada puede tardar más en ejecutar algunas maniobras de emergencia como frenar son otras de las cosas que debes saber. La sensación no es distinta a cuando en un coche van montada cinco personas y el maletero lleno. Enseguida el conductor percibe el peso y sabe interpretar la conducción en consecuencia.

Pese a esto, hay algunas cosas que debes saber:

La carga del vehículo debe ir siempre bien amarrada: si viajas en un turismo lo haces, así que si lo haces en una furgoneta, con un espacio más grande y más bultos, con más razón.

Velocidad máxima en furgonetas: el límite de velocidad es de 100 kilómetros por hora en autovía y autopistas, y de 90 en vías convencionales señalizadas a 100 y de 80 en caso de estar señalizadas a 90.

En definitiva, solo un poco de sentido común y confianza. Una furgoneta es un vehículo más grande y por eso hay que llevar cuidado hasta que nos adaptemos, pero recuerda también que el reglamento habilita que todos los conductores las lleven porque apenas hay diferencias con respecto a los turismos.