Hoy vamos a hacer un pequeño homenaje a los coches de juguete. Si quieres saber como han evolucionado estos vehículos y cuáles han sido los más populares de su época no tienes más que seguir leyendo estas líneas. ¡Hora de jugar!
Como ya sabes, las Navidades están a la vuelta de la esquina. Desde el equipo de Autofurgo hemos pensado que es un buen momento para repasar la historia de los coches de juguete que nos hicieron soñar con conducir por carreteras infinitas. ¡Seguro que los Reyes Magos te trajeron alguno de estos vehículos en miniatura!
Los primeros coches de juguete, como es lógico, estaban inspirados en los automóviles de principios del siglo XX y eran de materiales muy diferentes. Podías encontrar diseños en madera, hojalata o incluso de cartón. Por supuesto, los artículos de plástico triunfaron sobre todo lo demás debido a su resistencia y durabilidad.
Seguidamente, vamos a ver algunos de los coches que conquistaron los corazones de niños de diferentes generaciones:

• Los coches de pedales de Sauquillo: En 1929 estos coches fueron la sensación de la Exposición Internacional de Barcelona. Se trata de unos vehículos biplaza que estaban dentro de la línea Sport. ¿Qué niño no querría ir al volante de un Chevrolet nuevecito?
• El mítico Scalextric: Se puede decir que la década de los cincuenta es la época dorada de los coches de juguete puesto que es en estos años cuándo Scalextric hace su aparición. Estos coches de carreras que volaban por la pista impulsados por la corriente eléctrica que les llegaba a sus pequeños motores siguen siendo uno de los juguetes más deseados incluso hoy en día. ¡Nada puede superar la emoción de una competición de Fórmula 1!
• El coche de Barbie: La muñeca más estilosa de Mattel no podía conformarse con ir andando a sus numerosos empleos y compromisos sociales. Por eso los fabricantes de Barbie se encargaron de surtir su garaje con un Austin Haley, un Ferrari, un Jeep y otros modelos de vehículos que hacían furor en el mercado y despertaban la envidia de todos.
• Los coches teledirigidos de Rico: Rico hizo su agosto con los coches teledirigidos durante los años ochenta. Estos modelos todavía tenían que ir conectados a un cable pero eso no impedía que hicieran las delicias de los más pequeños de la casa. El mando tenía incorporado un volante, acelerador, freno y encendido de luces. ¡No faltaba un detalle!
• Hot Wheels: Terminamos este paseo por la historia de los coches de juguete en los años 90. Los Hot Wheels eran los preferidos de los niños por la cantidad de detalles del diseño de estos vehículos y por las grandes velocidades que alcanzaban al jugar con ellos en el suelo.

El mundo del transporte y el alquiler de vehículos le debe mucho a estos coches de juguete. Sin ellos nadie habría pensado en lo divertido que sería viajar en coche de alquiler hasta Madrid o Galicia, por ejemplo. ¡Esperamos que lo hayas pasado tan bien como nosotros recordando viejos tiempos!