Seleccionar página

Circular por autopistas y autovías puede ser algo confuso a veces. Y como en carretera un error puede costarnos una sanción o un accidente es mejor conocer a fondo las normas de tráfico y así nuestro viaje transcurrirá sin contratiempos. ¡Hora de encender motores!
Lo primero que hemos de tener en cuenta es si vamos por una calzada de una sola dirección o de doble sentido. Como es lógico, las reglas a seguir serán distintas en cada caso ya que circunstancias distintas exigen medidas diferentes.
Será mejor que hoy dejemos de lado las directrices especiales. Pongamos el punto de mira sobre cómo conducir de modo adecuado y sin peligro por autopistas y autovías de una sola dirección cuándo nos subimos a un coche.
Imagina que vas en tu coche de alquiler y decides meterte en una autopista que tiene varios carriles disponibles que van en el mismo sentido. En este caso, tendrás que conducir por el carril que se encuentre más a la derecha.
¿Y para qué están el resto de los carriles? Pues para descongestionar el tráfico y favorecer la fluidez del tránsito de vehículos. La clave está en que los cambios de carril que lleves acabo no estorben el movimiento o la capacidad de maniobra del resto de los conductores.
En otras palabras, está permitido utilizar el carril de la izquierda para adelantar o dejar paso a otros coches que quieran incorporarse por nuestra derecha. ¡Procura no causar molestias y todo irá sobre ruedas! La sanción por dificultar la marcha de otros coches no es cosa de risa puesto que asciende a unos 200 euros.
Por lo general, la mayoría de los problemas a los que nos enfrentamos en autopistas y autovías son provocados por la impaciencia. La necesidad de escapar de los adelantamientos en paralelo que se eternizan o de dejar atrás a ese vehículo que va más lento que nosotros no es buena consejera.
No olvides que por ahorrarte unos minutos te arriesgas a una multa o algo peor. Espera siempre a que el carril izquierdo o el central estén despejados y así podrás realizar tu maniobra de adelantamiento sin peligro alguno.
Ya hemos hablado otras veces de la conveniencia de guardar la debida distancia de seguridad al coger nuestro vehículo tanto por ciudad como por carretera. Insistimos sobre este asunto porque respetar la separación establecida entre vehículos da a los conductores tiempo y capacidad de reacción ante cualquier imprevisto.
Por otro lado, seguir estas sencillas recomendaciones reduce sensiblemente el número de frenazos o colisiones menores que pueden producirse si no nos mantenemos en el lado de la calzada que nos corresponde.
Como has podido comprobar, conducir por autopistas y autovías es bastante simple. No tienes que tener miedo a una multa si sigues el código de circulación y actúas guiándote por la prudencia en lugar de hacerlo impulsivamente. ¡Ya puedes viajar en tu coche de alquiler con toda tranquilidad!