Seleccionar página

Arrojar basura desde el coche es mucho más que un problema de educación y civismo. ¿Alguna vez te has parado a pensar en qué es lo que ocurre con esa lata de refresco, ese cigarro o ese papel una vez que se ha tirado por la ventanilla? Exacto, se convierten obstáculos que nosotros mismos ponemos en el camino de otros conductores. ¡Por eso este comportamiento está prohibido!
Por si alguno de nuestros lectores todavía tiene dudas ahí queda la advertencia: la DGT no permite bajo ninguna circunstancia que los conductores echen desperdicios de ninguna clase por las ventanas del vehículo.
Imagina algo tan sencillo como que se te escape la bolsa del bocadillo que te has llevado para almorzar durante el viaje. Esa bolsa puede aterrizar en la calzada y quedarse enganchada en la rueda de los automóviles que vienen detrás o acabar sobre el parabrisas de otro conductor impidiendo que esa persona vea la carretera durante un tiempo. ¡Circular a ciegas nunca es buena idea!
En resumidas cuentas, el Reglamento General de Circulación establece que no se pueden tirar a la calzada objetos susceptibles de impedir la libre circulación, parada o estacionamiento de cualquier coche. Seguro que en alguna que otra ocasión te has alterado un poco al encontrar cajas aplastadas o cristales en la carretera.
A ver. Cómo es lógico, para cosas pequeñas como chicles, pañuelos o envoltorios podemos usar el hueco del salpicadero o la guantera. Para no estropear tu flamante coche en lo más mínimo siempre puedes meter la basura en una pequeña bolsa que podrás depositar en el contenedor al llegar a destino.
Ojo, el peligro de sanción no sólo existe mientras estamos subidos al coche. Hacer un alto en el arcén para beber un café para llevar y dejar allí el vaso también es una infracción. Es cierto que no todas estas conductas tienen la misma consideración.
Como podrás suponer no es lo mismo abandonar el papel de una chocolatina que una botella de vidrio. Por lo general, tirar la basura desde el coche se considera una falta leve pero eso no significa que te vayas de rositas. Si no tienes cuidado puedes enfrentarte a multas de 200 euros o a la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir.
Las infracciones graves que acarrea el incorrecto tratamiento de los residuos durante nuestros viajes por carretera están relacionadas con tirar cualquier objeto que pueda ocasionar el deterioro de la calzada, las señales de tráfico o causar molestias a otros usuarios de la vía.
Esperamos que después de leer este artículo hayas tomado conciencia de lo que supone para el buen estado de las carreteras y para la conducción el arrojar basura desde el coche. ¡Esperar un poco hasta llegar al contenedor va en beneficio de todos!