El alternador es muy importante para la buena marcha de un vehículo. No en vano, esta pieza es la responsable del suministro de la energía eléctrica tan necesaria para la batería o los sistemas de navegación. Hoy te desvelamos sus principales averías y cómo detectarlas.
Empecemos con algunos conceptos de mecánica básica. El alternador es la pieza que se encarga de convertir la energía mecánica en la electricidad que se almacena en la batería del coche. Como podrás imaginarte, en caso de que se estropee los problemas a la hora de circular con nuestro vehículo se multiplican.
Aunque no todos los alternadores son iguales sí que existen una serie de síntomas comunes que nos alertan ante posibles fallos. Recuerda que el alternador incide en el correcto desempeño de otros componentes del vehículo por lo que es mejor que acudas a un profesional si detectas que tu vehículo no va como debería.
Seguidamente, te hablamos de algunas de las señales que nos dicen que algo le ocurre al alternador. Esta información te será de utilidad a la hora de contarle a tu mecánico de confianza cuál es el problema:

  • Luz del alternador encendida: Los paneles luminosos del coche están especialmente pensados para llamar nuestra atención sobre anomalías concretas en el desempeño de nuestro vehículo. Puede que no sepas qué va mal si ves este piloto encendido pero al menos ya eres consciente de que necesitas hacer una revisión. No darle importancia a estas cosas y retrasar la visita al taller puede desembocar en situaciones desagradables como quedarte tirado en mitad de la carretera.
  • Bajo voltaje de la batería: Hace tiempo ya hablamos de cómo cargar la batería de tu coche. Hoy nos centramos en cómo saber si funciona adecuadamente o si se trata de un fallo del alternador. El proceso es tan simple como realizar pruebas de voltaje con la ayuda de un voltímetro digital. Si ves que teniendo el coche encendido la tensión es menor de 13,8 voltios es que el alternador no está cargando la batería.
  • Problemas en el sistema eléctrico: Si observas que las luces no tienen la intensidad habitual o que el aire acondicionado no enfría el ambiente es que el sistema eléctrico está comprometido. Desgraciadamente, a falta de la opinión de un especialista, lo más seguro es que estés ante una avería de esas en las que se hace imprescindible cambiar la batería del coche.
  • Ruidos: Ten en cuenta que las piezas móviles o las correas pueden desprenderse de su sitio y en consecuencia producen sonidos extraños al conducir. Esto incide directamente en la vida útil del alternador.

Ahora que ya sabes cómo identificar fallos en el rendimiento del alternador de tu coche podrás viajar más tranquilo por carretera. ¡Pero si tienes que llevar tu vehículo al taller recuerda que en Furauto te lo ponemos fácil a la horade reservar tu coche de alquiler!