Sufrir los síntomas de la alergia al conducir suponen más que una simple molestia. El escozor en los ojos o le lagrimeo pueden perjudicar la visibilidad al volante o impedirnos reaccionar a tiempo ante un imprevisto en carretera. ¡Hay que poner remedio a esta situación!

El mes de mayo es sinónimo de buen tiempo por lo que es normal que durante estas fechas nos subamos al coche y hagamos alguna excursión con la familia o los amigos. Sin embargo, las personas que padecen algún tipo de alergia lo tienen más complicado para disfrutar de su vehículo de forma cómoda y segura cuándo la primavera hace de las suyas.

¿Sabes lo que es un filtro HEPA? Se trata de un filtro de aire para el habitáculo del coche que se encarga de neutralizar pequeñas partículas indeseadas como por ejemplo el polen o el polvo. Hablamos de filtros de alta eficiencia.

En la actualidad esta clase de filtros de aire están presentes en casi todos los vehículos nuevos. Si tu coche no tiene uno puedes comprar esta pieza por separado a un coste inferior a los diez euros. Un precio pequeño por minimizar los efectos de la alergia mientras circulamos por carretera. Los filtros de carbón son algo más caros pero funcionan mejor.

A continuación, vamos a darte algunos consejos caseros para que las alergias al conducir no conviertan un viaje en coche en un auténtico suplicio:

  • Conduce con las ventanillas subidas: Sí, has leído bien. Aunque pueda parecer paradójico si bajas las ventanillas en ciudad o al pasar por zonas con alta densidad de vegetación es menos probable que el polen se acumule en el interior del coche.

  • Los animales han de ir en el maletero: Es de sobra sabido que el pelo de los animales de compañía puede ser una fuente adicional de polvo y suciedad. Si tienes mascota estamos convencidos de que la cuidas al máximo pero nunca viene mal tomar algunas precauciones como un cepillado a conciencia.

    Te recomendamos que eches un vistazo a nuestros consejos para viajar en coche con perro. Recuerda que el mejor sitio para tu mascota es el maletero. Con la debida rejilla de seguridad y los apropiados sistemas de anclaje tu mejor amigo estará cómodo y no habrá peligro en caso de accidente o colisión.

  • Usa gafas de sol: No es ningún secreto que la luz brillante provoca que los ojos lagrimeen con mayor frecuencia. Las gafas de sol son un complemento indispensable para paliar los efectos de la irritación y si Además usas un colirio tanto mejor.

  • Vigila los horarios: El polen se muestra más activo al amanecer y al atardecer por lo que es importante que no conduzcas durante estos momentos del día a no ser que sea estrictamente necesario.

  • Lee las instrucciones de los medicamentos: La creencia de que los medicamentos para la alergia dan sueño está bastante extendida. Esto ya no es así pero siempre puede haber excepciones por lo que debes comprobar cómo afecta tu tratamiento a la conducción. Adormilarse con el motor en marcha no es buena idea.

En suma, estas son las principales medidas que puedes tomar para combatir las alergias al conducir. Como puedes comprobar todas estas prácticas son sencillas por lo que no te costará mucho trabajo incorporarlas a tu rutina. ¡Te sentirás mucho mejor!