Visitar pueblos medievales puede ser una forma original de aprovechar tus vacaciones en familia. Y las furgonetas son la mejor alternativa cuándo se trata de recorrer diferentes destinos de España por carretera. ¡Coge el mapa y señala los sitios a los que quieres ir!
En Autofurgo sabemos que muchos de nuestros clientes y usuarios les gusta enfrentarse a lo desconocido y las emociones fuertes. Por este motivo, hemos pensado unas cuántas sugerencias sobre lugares que aún conservan todo el encanto de la Edad Media en sus calles.
Hacer una escapada no tiene porque arruinar tu economía. Lo único que has de hacer es alquilar una furgoneta, si es que ya no tienes una, y lanzarte a la carretera. Tú controlas la distancia que quieres cubrir, el tiempo que pasas en cada sitio y los puntos emblemáticos como parajes naturales, monumentos o restaurantes que no te quieres perder.
Y para disfrutar de todas estas ventajas ni siquiera tienes que salir del país. Afortunadamente, el patrimonio histórico y artístico con el cuentan muchísimos de nuestros pueblos da para una gran variedad de viajes que puedes adaptar a lo que buscas según viajes solo, con los amigos o la familia.
A continuación, vamos a ver algunos de los destinos más apetecibles en los que continúa viva la esencia de la Edad Media:

  • Morella: En este pueblo situado en Castilla León vemos uno de los más impresionantes castillos que aún conservan su patio de armas. Las murallas medievales que todavía continúan en pie así como el acueducto de Santa Lucía contribuyen a realzar la belleza del lugar. ¡Sacarás unas fotos impresionantes!
  • Úbeda: Esta localidad andaluza ubicada en Jaén es uno de los mayores tesoros para el turista enamorado de la cultura y el arte medieval. Además, no hay que olvidar que Úbeda y Baeza fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2003. El palacio Juan Vázquez de Molina o la Colegiada de Santa María de los Reales Alcázares son únicamente algunas de las maravillas que pueden verse aquí.
  • Lugo: No se puede hablar de esta localidad sin mencionar el Camino de Santiago y su papel como lugar de peregrinación no sólo en la Edad Media. Te sentirás como si estuvieras haciendo la Ruta Primitiva, el primer camino que tomó Alfonso II el Casto, en el siglo IX para visitar la tumba del famoso apóstol.
  • Teruel: Uno de los pueblos de aires medievales más bonitos se halla en Teruel. Albarracín te dejará con la boca abierta gracias a sus estrellas calles, sus escalinatas y por supuesto el Castillo de Andador. ¡Un entorno digno de una postal!
  • Vic: Para terminar, un toque festivo. Y es que este pueblo catalán se viste a la antigua usanza durante el puente de la Constitución en diciembre. Un mercado medieval que es una auténtica preciosidad y que hará las delicias de toda la familia.

Aquí acaba nuestra pequeña guía para que puedas visitar pueblos medievales en furgoneta. Hay tantos rincones dignos de admiración que sería imposible nombrarlos todos y hacerles justicia. ¡La solución pasa porque vayas a verlos tú mismo!