Viajar con mascotas en furgoneta suele ser algo bastante común entre los amantes de los animales. No en vano, las furgonetas proporcionan a conductores y pasajeros mayor cantidad de espacio para que el trayecto sea cómodo y seguro para todos. ¡La preparación es la clave de todo buen viaje así que presta atención a estos consejos!

Evidentemente, la decisión de adoptar una mascota es una gran responsabilidad y lo normal es que esta forme parte de la familia y queramos tenerla con nosotros en nuestros viajes en furgoneta. No siempre se puede contar con los amigos para que se hagan cargo de nuestras mascotas durante nuestra ausencia y por eso lo mejor es acondicionar el vehículo y llevar todo lo necesario para que los animales disfruten del trayecto y no representen un peligro de cara a la conducción.

Para los primerizos en esto de viajar con mascotas en furgoneta hay que decir que es de vital importancia que los perros y los gatos vayan bien sujetos. Así nos evitamos accidentes potencialmente peligrosos ya que los animales pueden alterarse por un motivo u otro y enredarse con lo pedales del vehículo u obstaculizar nuestra visión y nuestros movimientos al saltarnos encima.

Y por si la seguridad vial no fuera motivación suficiente para informarse acerca de los requisitos y accesorios que se precisan para llevar una mascota dentro de una furgoneta también hay razones económicas. ¿A quién le gusta que le pongan una multa cuándo se podría haber evitado gastando menos dinero?

Desde Autofurgo queremos facilitar a nuestros lectores y clientes la búsqueda y elección de los sistemas de seguridad para mascotas así que hemos elaborado una pequeña lista en la que se incluye información de interés:

  1. Transportín: Tradicionalmente se suele acomodar a las mascotas en esta especie de jaulas portátiles cuando viajamos de un sitio a otro por carretera. Sin embargo, esto no es algo muy recomendable en trayectos largos ya que el animal sufre bastante estrés al estar en espacios reducidos durante periodos muy prolongados de tiempo.

  2. Barras separadoras: Son una opción económica y bastante usada por los conductores con perros por su sencilla forma de instalación. Los barrotes horizontales y verticales forman una especie de verja que aísla al animal de la parte en la que se encuentran los pasajeros y dicha barrera se adapta perfectamente a las diferentes dimensiones que puede tener una furgoneta. Eso sí, es importante asegurarse de que nuestra mascota no se puede colar entre los huecos o bien volcar por la fuerza este sistema de separación.

  3. Redes de sujeción: Se colocan de tal modo que vayan del suelo al techo del vehículo y cumplen una función muy similar a la de las barras separadoras ya que simplemente delimitan la zona de animales y pasajeros. Aún así, siguen existiendo ciertos riesgos ya que en caso de colisión el animal estaría suelto y sólo la red evitaría que saliese despedido sufriendo lesiones u ocasionándolas a sus dueños.

  4. Arnés de seguridad: Esto no es otra cosa que un cinturón de seguridad adaptado para animales. Normalmente, tiene un enganche para abrochar el cinturón por un extremo mientras que por el otro lado se amarra al perro por ejemplo. Para mayor seguridad desde Autofurgo recomendamos la utilización de correas con dos enganches para fijar mejor la posición de la mascota en el asiento y evitar rupturas que provoquen accidentes de tráfico.

Como hemos visto, viajar con mascotas en furgoneta no es algo tan complicado como puede parecer en un principio pero exige cierta planificación extra de cara a emprender un viaje por carretera. El tipo de mascota que tengamos, su tamaño, su peso o su fuerza son factores a atener muy en cuenta cuando se tenga que escoger un sistema de retención o de separación de zonas para nuestras furgoneta.

La seguridad nunca ha de descuidarse porque de lo que realmente se trata cuándo se va en furgoneta o en cualquier otro vehículo es de pasarlo bien en el viaje y llegar a destino cuidando de que no les ocurra nada a los que más nos importan ya sean mascotas, familiares o amigos.