Instalar placas solares en una furgoneta es una manera eficiente y sostenible de resolver de una vez por todas el problema del consumo energético cuándo se realizan viajes de media o larga distancia por carretera. ¡Di adiós a los gastos innecesarios y cuida el medio ambiente!

Como sabe cualquier apasionado de las excursiones y viajes en furgoneta encender el motor es imprescindible para cargar las baterías del vehículo. Esto limita enormemente la utilización de dispositivos electrónicos y electrodomésticos que precisen de electricidad por no hablar del despilfarro de gasolina si se pone la furgoneta en marcha con el único propósito de cargar las baterías cuando estamos aparcados varios días en un mismo sitio.

Colocar placas solares en el techo de nuestro vehículo puede ser la mejor solución a esta clase de inconvenientes. Trabajar con el ordenador allí dónde se esté, encender la televisión para entretener a los niños o simplemente mantener los alimentos en buenas condiciones teniendo siempre en funcionamiento la nevera de nuestra furgoneta ya no resulta una misión imposible.

Hay que tener en cuenta que cuándo se viaja en furgoneta a veces se puede tardar un día o dos en encontrar la ciudad o el pueblo más cercano cuándo se exploran rutas poco conocidas que se salen de los enclaves más turísticos de una región.

Por este motivo, instalar placas solares en una furgoneta puede ser de vital importancia para no gastar las baterías del vehículo y quedarse parados en medio de la nada. Aunque ahora estamos permanentemente conectados con el mundo a través del teléfono móvil la cobertura también nos puede jugar malas pasadas y no hay que tentar a la suerte.

Por regla general, las furgonetas y auto caravanas expresamente adaptadas para viajes y desplazamientos largos por carretera cuentan con dos baterías separadas que cumplen funciones diferentes. La primera de ellas es la que permite que el vehículo arranque mientras que la segunda es la que proporciona la energía eléctrica que hace falta para consumo doméstico en el día a día.

Por suerte, los electrodomésticos pensados para su uso en furgonetas y auto caravanas son de bajo consumo aunque esto no quiere decir que la instalación de placas solares sea un capricho sin utilidad real. La electricidad y la energía nos hacen falta más veces de las que pensamos y no estamos acostumbrados en absoluto a vivir sin ellas.

Una de las placas solares más utilizadas por los consumidores y usuarios que deciden optar por este sistema para ahorrar electricidad y dinero es la placa que viene con cristas y marco de aluminio. Lo bueno de este modelo es que cuenta con cuatro soportes en las esquinas para que la instalación sea rápida y simple y además se adapta perfectamente a la curvatura del techo de la furgoneta gracias al práctico diseño del panel solar flexible.

Desde Autofurgo queremos mandar un mensaje tranquilizador para los que no sean especialmente mañosos y tengan dudas acerca de si la colocación de placas solares en su furgoneta va a superar con creces sus habilidades.

El proceso es fácil de entender y de llevar acabo. Lo primero es afianzar las placas en el techo y una vez se ha acabado con esta labor se tendrá que pasar un cable eléctrico mediante un pasa cables de PBS. Dicho cable irá unido a un regulador de carga solar que estará conectado a las baterías de la furgoneta.

¿Has visto todo lo que las placas solares pueden hacer para optimizar el funcionamiento de tu furgoneta? Pues desecha ya el mito de que estos dispositivos son demasiado pesados y estorban la conducción y escoge el tuyo. ¡Te sorprenderá la energía extra que tendrás a tu disposición!