Seleccionar página

El uso del móvil al volante es algo contra lo que hay que luchar todo el año pero los riesgos se intensifican algo más si cabe con la llegada de las vacaciones. En esta época se producen muchos más desplazamientos por carretera con lo que el riesgo de accidente por no prestar la atención debida a la circulación se multiplica.
Nadie discute que hoy en día el móvil se ha convertido en una herramienta de lo más útil y práctica. Ya no vamos solos a ninguna parte y tenemos toda la información que podamos necesitar en el interior de nuestro bolsillo.
¿Quieres saber con exactitud dónde está tu lugar de destino? ¿Llamar a un amigo o familiar para decirle que vas de camino? ¿Consultas a menudo los mensajes de WhatsApp por si alguno de tus amigos se ha perdido y no sabe dónde habéis quedado?
Seguro que la mayoría de las situaciones que se describen arriba te resultan conocidas. Sin embargo, eso no significa que utilizar el móvil cuándo conducimos sea una buena idea. Si estamos pendientes de la pantalla del dispositivo y del aviso de las notificaciones no tendremos ni idea de lo que van a hacer los conductores que van a nuestro lado. Este hecho representa un auténtico riesgo para nuestra seguridad y la de nuestros seres queridos.
Utilizar el móvil mientras se conduce un vehículo es una distracción en más de un sentido. Por un lado, absorbe nuestra concentración al hacer que pensemos sólo en escribir un mensaje, disminuye nuestra capacidad de reacción al ocupar nuestras manos en sujetar el teléfono en vez del volante y entorpece nuestra visión al tener que dirigir constantemente los ojos de la pantalla a la carretera perdiendo unos valiosos segundos de visibilidad.
Entre las consecuencias más comunes de no dejar de lado el teléfono mientras se conduce un vehículo están las salidas de la carretera, los choques e incluso los atropellos. Ya ves que consultar tu Smartphone no sólo puede ocasionar desperfectos al coche o a la vía pública sino que además se pone en riesgo la vida y el bienestar de las personas que están a tu alrededor.
Desde Furauto queremos recomendar encarecidamente que tu vehículo sea un espacio libre de móviles. Mira el teléfono sólo cuando pares en un área de descanso a tomar algo o a estirar las piernas. ¡Responder a una llamada o a un correo electrónico no puede ser más importante que tu seguridad!
No olvides que cuándo se trata del uso del móvil al volante la multa no es lo que importa. Conducir de un modo responsable es una obligación que todos compartimos. ¡Conseguir que este verano descienda el número de accidentes de tráfico provocados por el móvil está en tu mano!