La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado este mes de mayo el listado actualizado de tramos de carretera identificados peligrosos por el número y gravedad de los accidentes que se producen en ellos. Puntos todos ellos que conviene conocer antes de alquilar tu coche o ponerse en marcha y, sobre todo, conducir con más precaución de la habitual en el momento en el que se entre en un tramo de concentración de accidentes.

A los que ya había anteriormente se han sumado otros 150 nuevos. En total, sumando nuevos y los que ya estaban establecidos, hay cerca de 27.000 kiómetros considerados tramos peligrosos en vías convencionales, donde la vigilancia de la Guardia Civil es más intensa y se han establecido señalas y medidas de tráfico que el conductor debe respetar.

La DGT recuerda que la velocidad es uno de los componentes fundamentales que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y  el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente, de ahí la importancia de controlar de forma efectiva la velocidad a la que se circula, sobre todo en las vías convencionales, donde el año pasado se registraron ocho de cada diez fallecidos. 

Así es el mapa de los puntos negros con más siniestralidad

mapa-tramos

Castilla y León es la comunidad autónoma que mayor número de estos tramos contiene. Seguida de Andalucía, Castilla La Mancha, Aragón, Galicia y Extremadura.

Para elaborar el listado de tramos se ha realizado un seguimiento pormenorizado de todos los accidentes graves, con víctimas mortales o que necesitaron hospitalización que han tenido lugar en vías secundarias; el número de accidentes en general y la velocidad media de circulación. Por este motivo, algunos de los tramos registrados en la primera, segunda y tercera publicación continúan en esta cuarta actualización y otros han sido sustituidos por los tramos en que la combinación de accidentalidad y exceso de velocidad es más patente.

La divulgación de estos tramos con carácter periódico se hace pública para general conocimiento de los conductores, de modo que cuando transiten por los trayectos identificados como especialmente peligrosos extremen las medidas de precaución y sobre todo cumplan los límites de velocidad establecidos en cada uno de ellos. Esta publicación supone además, que muchos medios de comunicación se hacen eco de los tramos peligrosos y el objetivo es que la totalidad de navegadores y GPS lo incorporen en sus bases de datos, de modo que los conductores estén informados y puedan extremar la precaución cuando circulen por esos trayectos

Fuente: DGT y Citroën