Los avances en los sistemas antirrobo han contribuido enormemente a la tranquilidad de cualquier conductor que se precie. No en vano, a nadie le gusta salir a tomar algo y encontrarse a la vuelta con su plaza de aparcamiento vacía. ¿Quieres conocer los mecanismos que hay en el mercado para proteger tu vehículo?
Lo fundamental es no volverse loco. Vale, la precaución es importante y por eso hay que contar con un sistema antirrobo para el coche. Sin embargo, en la mayoría de los casos ni merece la pena ni es necesario gastar una cantidad desmesurada de dinero en un sistema de seguridad de última generación.
A continuación, vamos a examinar más de cerca las principales características de los sistemas antirrobo tanto mecánicos como de otros tipos para que sepas por cuál te interesa decidirte en función de cómo sea tu coche o dónde lo dejes aparcado de manera habitual. No pierdas detalle:

  • Barras de bloqueo: Es un poco difícil robar un coche cuándo no puedes mover el volante. Por esta razón, las barras de bloqueo son una excelente herramienta. Normalmente, la barra en cuestión engancha el volante y los pedales o al volante y al salpicadero. ¡Utilizar este método sale muy barato!
  • Cepo: Si la policía ha inmovilizado tu coche o el de un amigo alguna vez seguro que este sistema te suena. Ahora también puedes usarlo en tu beneficio para disuadir a los posibles ladrones que busquen hacerse con un vehículo ajeno. Basta con complicarles un poco el trabajo para que decidan optar por una presa más fácil.
  • Bloqueador del freno de mano y la caja de cambios: El precio de este sistema ronda los 50 euros más o menos por lo que no supone un duro golpe para el presupuesto de una familia media. Sirve, claro está, para impedir que se puedan usar las marchas del vehículo.
  • Alarma: Puede ser útil para avisarte de que alguien está manipulando tu coche. Esta clase de sirenas han avanzado mucho porque ya no sólo se trata de una señal acústica y luminosa que trata de atraer nuestra atención cuándo se está cometiendo un robo sino que hoy en día pueden incluso avisarnos de lo que pasa mediante un mensaje al móvil.
  • Localizadores y rastreadores GPS: Estos dispositivos avisan a la policía y facilita que las autoridades conozcan con exactitud el paradero de nuestro vehículo. Funciona incluso en lugares como los garajes subterráneos. La tecnología GSM que funciona por radiofrecuencia y señal de telefonía móvil sería un buen complemento para nuestro localizador.

¿Ya sabes cuál de los sistemas antirrobo para tu coche es el que más te conviene? Desde el equipo de Autofurgo te aconsejamos que compares antes de comprar y que pienses detenidamente en cuáles son las medidas de seguridad que debes adoptar. ¡Lo importante es que conserves tu coche por mucho tiempo!