Es de sobra sabido que hay señales de tráfico confusas que mucha gente no acaba de interpretar correctamente. Esto no es algo raro teniendo en cuenta la enorme cantidad de carteles y advertencias cuyo significado han de memorizar los conductores para circular correctamente. ¿Qué tal si despejas algunas de tus dudas?
Al sacarse el permiso de conducir una persona pasa bastante tiempo estudiando las distintas señales que regulan el tráfico y sus aplicaciones en carretera o por ciudad. Sin embargo, este aprendizaje suele realizarse casi íntegramente a base de memoria pura y dura.
Este hecho provoca que los conocimientos no se interioricen realmente y, en consecuencia, con el tiempo desaparecen. La mayor parte de los conductores sólo recuerda las señales que ve en su día a día. Esto puede llevar a cometer errores y a sufrir accidentes al no interpretar debidamente las indicaciones con las que no se está demasiado familiarizado.
A continuación, vamos a analizar un listado de las señales de tráfico con las que es más frecuente hacerse un lío:

1. El primer puesto de nuestro ránking particular lo ocupa la señal de intersección con prioridad a la derecha. Esta advertencia se representa por una especie de letra X de color negro encerrada dentro de un triángulo con el fondo blanco y los bordes en rojo. Aquí se nos advierte de la cercanía de un cruce donde tienen preferencia los vehículos que vengan por la derecha.
2. Intersección con circulación giratoria: En este caso en lugar del dibujo de una X como se veía más arriba hablamos de la representación de un círculo formado por tres flechas. La señal nos indica que hay peligro ante la proximidad de una intersección en la que la circulación se efectúa de forma giratoria según el sentido de las flechas.
3. Perfil irregular: Aquí el triángulo de peligro encierra el dibujo de dos dunas. Esto significa que hay que tener cuidado con los badenes al conducir o que el pavimento no está en buenas condiciones.
4. Otros peligros: Esta puede ser sin lugar a dudas una de las señales más indeterminadas. En ella se puede ver un signo de cierre de exclamación dentro del correspondiente triángulo rojo. Esto quiere decir ni más ni menos que existen otros peligros relacionados con el tráfico que no se especifican en otras señales.
5. Señal de estrechamiento de calzada: A simple vista parece el dibujo de una botella. Lo que nos quiere decir es que hay un punto en el que se va a estrechar la calzada. Sin embargo, muchos conductores interpretan que ambos carriles se van a a unir en uno solo y cambian de un lado a otro de la carretera sin razón alguna haciendo que la circulación se vuelva caótica.
6. Señales de velocidad mínima: Conducir demasiado rápido va en detrimento de nuestra propia seguridad y de la del resto de los conductores pero no todo el mundo es consciente de que el efecto contrario también es un problema. Algunas personas tienden a confundir una señal de velocidad mínima con otra que marca el límite máximo de velocidad.

En resumidas cuentas, nadie se debe confiar demasiado al volante porque siempre queda algo nuevo por aprender y en cualquier instante podemos tropezarnos con una de esas señales de tráfico confusas ante las que no se sabe con certeza cómo reaccionar. ¡Habrá que seguir cuidando la educación vial!