Elegir correctamente qué furgoneta necesita tu negocio es una de las claves del éxito tanto si te dedicas al sector del transporte de productos, las mudanzas o la organización de congresos. Sea cuál sea el sector en el que estés especializado puedes sacar partido de las ventajas de una furgoneta. ¿Te enseñamos cuál es el truco?
¡Por fin has puesto en marcha ese proyecto con el que llevabas soñando tanto tiempo! Desde Autofurgo te damos nuestra más sincera enhorabuena pero… ¿Has pensado como vas a cubrir tus necesidades de transporte?
Tener tu propia flota de coches o furgonetas parece la solución más obvia y sencilla. Sin embargo, contar con algunos vehículos de alquiler tampoco está de más para tener las espaldas cubiertas ante imprevistos como averías graves de última hora o aumentos significativos en las demandas de tus clientes. ¡No perderás ni una oportunidad de aumentar beneficios!
Pero al margen de que los vehículos que uses en tu actividad diaria sean tuyos o no hay que poner especial atención en las prestaciones con las que cuentan. No todos los modelos tienen las mismas dimensiones y características y has de ver cuáles se adaptan mejor a tu negocio.
Ahora vamos a ver los aspectos en los que tienes que fijarte para ver qué furgoneta necesita tu negocio:

Capacidad de carga: Evidentemente, esto se aplica a las empresas de transporte de muebles y mercancías. Con esto en mente, también debes examinar factores como la altura, la anchura y la profundidad de la parte trasera de la furgoneta. ¡Aségurate de comprobar la capacidad útil del vehículo!
Número de plazas: Que tus clientes dispongan de un vehículo de pasajeros confortable es tu mejor tarjeta de presentación. Las furgonetas 9 plazas son perfectas para la gente que acude a un congreso. Comodidad, espacio de trabajo y un equipamiento de primera todo en uno.
Fácil de estacionar: El aparcamiento no es un tema caprichoso cuándo se pasan horas al volante en el ámbito laboral. Las furgonetas han de manejarse de la forma más suave y precisa posible. Esto no sólo ayuda a evitar desperfectos en el vehículo en sí sino que también mejora la seguridad de los trabajadores y reduce sus niveles de estrés.
Ahorro de combustible: Cuanto más eficiente sea el motor de una furgoneta menos habrá que preocuparse por el coste a la hora de repostar. No obstante, controlar el gasto de manera precisa en este sentido es una tarea complicada. Hay que considerar que siempre habrá cierto margen de error en los cálculos pero mientras no devore nuestra rentabilidad todo irá bien.

No existe una fórmula mágica para conocer al instante qué furgoneta necesita tu negocio. ¿Te hacen falta furgonetas de 9 plazas para congresos? ¿Gestionas envíos y pedidos? ¿Mudanzas y traslados? El uso que se le va a dar al vehículo en cualquiera de estos casos es radicalmente distinto lo que influye en su durabilidad. ¡Déjate aconsejar por profesionales antes de decidirte por tu flota de coches o furgonetas!