Preferencias de accesibilidad
Fuente Grande
Modo Alto Contraste
Modo Oscuro
CERRAR

RESERVAS

Preferencias de accesibilidad
Fuente Grande
Modo Alto Contraste
Modo Oscuro

Como es lógico, cuando el coche empieza a dar tirones es una clara señal de que algo no va como debería. Por lo general, no debes preocuparte porque el coche te deje tirado a mitad de trayecto en estas situaciones pero estas irregularidades pueden ser peligrosas y acabar desembocando en un choque o un accidente de tráfico de mayor gravedad.

Cuando se trata de mecánica no hay respuestas fáciles así que si tu coche da tirones lo mejor que puedes hacer es acudir a un profesional. Recuerda que la factura del taller puede ser mucho mayor si dejas pasar mucho tiempo sin atender la avería.

Fallos en el encendido del motor

Por si no lo sabías, los motores de gasolina dependen de las bujías para que el aire y el combustible almacenados en su interior hagan su magia y pongan en marcha tu coche. Si las bujías o alguna otra pieza del sistema de encendido no están en óptimas condiciones habrá problemas con la aceleración.

Revisando los inyectores del coche

Es bastante habitual que los inyectores se atasquen y acaben afectando a la marcha de tu vehículo. Por fortuna, a veces sólo hay que hacer labores de limpieza para retirar las impurezas dejadas por el combustible. Recuerda que cuando vayas a repostar debes tener en cuenta las especificaciones del fabricante de tu coche para seguir disfrutando de tu automóvil durante muchos años.

Comprobando la válvula EGR

La válvula EGR es una pieza fundamental para reducir la contaminación del aire mientras conducimos. Esta válvula de mariposa devuelve los gases de escape al sistema de inyección para quemarlos una segunda vez cuando el motor va a bajas revoluciones.

Pues bien, resulta que si circulas mucho por ciudad la válvula EGR acabará por desgastarse debido al uso haciendo que aparezcan los temidos tirones. Sacar el coche a carretera de vez en cuando es una medida preventiva estupenda por no mencionar lo divertidos que pueden ser los viajes en coche.

Ahora que ya tienes una idea aproximada de por qué da tirones el coche puedes perderle el miedo a esta clase de averías. Los tirones son molestos pero en la mayoría de los casos las piezas responsables de estos fallos son fáciles de arreglar o sustituir.