Seleccionar página

Perder las llaves del coche es un fastidio en cualquier época del año pero que algo así te pase durante tus vacaciones puede convertirse en un auténtico drama. Para que nada arruine tu viaje este verano desde el equipo de Furauto vamos a ofrecerte algunos consejos para que sepas qué hacer ante este tipo de situaciones. ¡Mantén la calma!
Por fin has empezado a disfrutar de esos días libres tan merecidos, has ido a la playa cargando la sombrilla, la nevera, el bolso con las toallas, un par de palas para jugar, una pelota… Y cuándo al volver al coche buscas en tus bolsillos no están las llaves. ¡Te las has dejado dentro del coche!
Llegados a este punto se impone la pregunta: ¿Y ahora qué hago? Respira, todo tiene solución. Si has sido previsor seguramente tendrás una copia de las llaves del coche a mano. Te recomendamos que antes de salir de casa se la des a alguno de los familiares o amigos que vayan contigo. Una persona puede despistarse pero dos ya es más complicado.
Una advertencia: no te dejes las llaves de repuesto en casa o en el interior de la guantera. No sirve de nada tener un juego de llaves de repuesto a cientos de kilómetros o guardado en el coche porque en ambos casos no podemos cogerlo sin más cuándo nos haga falta.
Si la mala suerte ha hecho de las suyas y no tienes un duplicado de las llaves del coche cuándo más lo necesitas hay varias alternativas. Si has alquilado un coche con Furauto podrás ir hasta una de nuestras oficinas y pedir otra llave. ¡Es la ventaja de contar con el respaldo de una empresa con años de experiencia en el sector del transporte!
Si viajas en un vehículo propio puedes acudir al seguro. Comprueba antes de irte de viaje si tu póliza de seguros cubre el envío urgente de una copia de de las llaves de tu coche en caso de que ocurra algún imprevisto.
Acudir a la casa oficial del fabricante también puede sacarte del apuro sobre todo en las situaciones en las que no tienes la llave original para hacer la copia. Recuerda que tienes que demostrar que el coche es tuyo y presentar la documentación del vehículo acompañada de tu DNI. Lo malo es que esta clase de gestiones pueden suponer un desembolso de hasta 300 euros. Un golpe para tu bolsillo.
Por muy desesperado que estés por recuperar las llaves del coche no debes forzar la puerta o las ventanillas para alcanzar las llaves que has dejado dentro. Ten en cuenta que este tipo de maniobras son arriesgadas si no sabes cómo llevarlas acabo porque puedes ocasionar desperfectos al vehículo que al final supongan un gasto de dinero mayor que el de llamar a un cerrajero, por ejemplo.
Perder las llaves del coche nunca es agradable pero como ves tampoco es el fin del mundo. Si cuentas con una copia de repuesto todo queda en un susto pero si no es así puede acudir a distintos profesionales desde la compañía de alquiler de tu vehículo hasta tu compañía de seguros pasando por un cerrajero. ¡No merece la pena que te agobies!