La DGT lleva un par de años poniendo especial foco en el seguimiento de la velocidad de furgonetas y furgones en las carreteras.

Hasta 2014, eran pocos los radares que eran capaces de distinguir entre coches, derivados del turismo y furgonetas, pero desde el 1 de marzo de 2015 todos los radares pueden hacerlo, por lo que es importante que sepas los límites de velocidad para respetarlos y evitar accidentes y multas. Desde Autofurgo.com, tu web de alquiler de furgonetas, te lo recordamos para tu viaje, mudanza o uso laboral.

Lo primero es saber distinguir entre las denominaciones de los distintos tipos de vehículos y furgonetas

fotoTurismosConjuto

Imagen vía Línea Directa

Los límites de velocidad para furgonetas en carreteras y autovías

Tal y como explica la DGT, los derivados del turismo (furgonetas pequeñas) y los furgones (más grandes) presentan unas características dinámicas y de utilización distintas a otros vehículos que las hace diferentes, no solo en lo que a conducción se refiere sino también a la accidentalidad.

Los límites de velocidad de las furgonetas pequeñas o derivados del turismo:

Vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables
Autopista/Autovía
100 km/h
Vía convencional con
1,5 metro arcén
90km/h
Resto vías fuera de poblado
80 km/h

Furgonetas grandes o furgones y camiones:

Furgones
Autopista/Autovía
90km/h
Vía convencional con
1,5 metro arcén
80 km/h
Resto vías fuera de poblado
70 km

Tu seguridad, siempre por delante

El año pasado (2015) fallecieron en vías interurbanas 68 personas que viajaban en furgoneta y otras 59 que lo hacían en camiones. Cifra que se eleva a más de 500 si se contabilizan las víctimas de accidentes en vías urbanas e interurbanas, tomadas a 30 días y en todo tipo de vehículos implicados en accidentes con camiones o furgonetas.

Tres de cada diez de los fallecidos que viajaban en camión o furgoneta en 2015 no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente. Son estadísticas muy frías pero que detrás de cada caso tienen historias de familias y vidas rotas. Así que haz lo que debes, sé responsable al volante y recuerda que las prisas no son buenas.